[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Miguel Iglesias Alonso obtuvo el Premio de Fin de Grado en su titulación: Ingeniería Electrónica

Publicado el 04/03/2021
El tapin Miguel Iglesias Alonso obtuvo el Premio de Fin de Grado en su titulación: Ingeniería ElectrónicaMiguel Iglesias Alonso

El vecino de Posada de Llanera, Miguel Iglesias Alonso, obtuvo el Premio de Fin de Grado de Ingeniería Electrónica, además su media del Bachillerato en el IES Llanera fue de 9,5 y siempre le han gustado las ciencias, aunque al principio no tenía muy claro que grado cursar y considera que fue la suerte la que le llevó a realizar esta ingeniería.

-¿Dónde realizó sus estudios de primaria y secundaria?

-Comencé a estudiar en el colegio de San Cucao, después fui al colegio de Posada y la ESO y el Bachillerato la cursé en el IES Llanera. Estudié Ingeniería Electrónica en la Escuela Politécnica de Gijón.

-¿Por qué decidió estudiar esta carrera?

-Cuando me llegó la hora de escoger una carrera no lo tenía muy claro, y considero que muy pocos lo tienen claro con 18 años. Yo sabía que me gustaba más la parte técnica que teórica y me gustaba entender lo que me rodeaba, cómo funcionaban las cosas y opté por la ingeniería. Después el decidirme por la rama de la electrónica fue un poco cosa de suerte, lo pensé un poco y busqué algo que tuviera un poco de futuro, porvenir y que además me pudiera interesar. Pero considero que fue un poco de suerte.

- De su grado, ¿qué área es el que más le gusta?

- Considero que las últimas asignaturas que realizas durante la carrera de la especialidad tampoco te determinan mucho. Escogí la rama de eficiencia energética, porque en tercero me di cuenta de que me gustaba lo relacionado con la energía y el sector eléctrico, me pareció una forma de vincular lo que estudiaba y lo que más me gustaba. Mi trabajo de fin de grado también fue relacionado con esa misma rama y me fue muy bien, uno de los profesores que me dio clase en el primer semestre de cuarto era un profesor que sabía trasmitir muy bien y explicar, me trasmitió su pasión y decidí hablar con él para hacer el trabajo, pero ya tenía todo el espacio cogido y me recomendó a un compañero suyo. Estos docentes están en el grupo de investigación de la Universidad y todos son muy buenos profesores e investigadores. Mi proyecto fin de grado versó sobre las energías sostenibles y fue un poco duro, porque me pilló el covid en el medio.

-¿Qué supone conseguir el Premio Fin de Grado?

-Hay un premio por cada titulación y cada premio tiene su patrocinador, que decide su aportación. Un premio de estos siempre te abre muchas oportunidades, porque se premia al mejor expediente de la promoción y confió en que me las abra, porque te pone en contacto con el patrocinador en cuestión. Además siempre puedes realizar unas prácticas en la empresa e incluso el trabajo de fin de máster puedo realizarlo con ellos. El acto de entrega de los Premios fue online desde la web de la Universidad.

-¿Cómo le afectó el covid en la recta final de la carrera?

-Tuve suerte porque en marzo yo cursaba el último cuatrimestre de la carrera y solo me quedaban las asignaturas menos intensas y el trabajo, no tuve tanto problema como otros compañeros que se enfrentaron a exámenes online de asignaturas de verdad. En ese momento los profesores tenían que escoger entre dejarte tiempo y comunicarte con los profesores o compañeros para realizarlos o limitarte el tiempo al máximo para no hacerlo y no da tiempo, el término medio es muy difícil de encontrar. Académicamente no me afectó en exceso, aunque el tema personal si estando todo el día en casa y agradezco haber tenido que realizar el trabajo de fin de grado, para tener algo que hacer y me mantenía ocupado. También me ayudó el tener las reuniones constantes para no dejarlo todo para el final.

-En este momento, continúa con sus estudios

-Sí, porque el grupo de investigación con el que hice el proyecto de fin de grado realizan un máster en la escuela politécnica que va relacionado con lo que más me gusta y me acabé metiendo en ello. Son dos años de máster y es muy intenso, no se puede perder el hilo porque tiene evaluación continua y el final cuenta con mucha carga de trabajo.

-¿Cómo ve el futuro?

-No tengo muy claro al 100% lo que haré, porque es complicado el decidir si arriesgarme y hacer lo que me dé la gana por mi cuenta o aprovechar las oportunidades que ya tengo. Igual me sale una oportunidad aquí y la aprovecho sin más, aunque me gustaría también estar fuera un tiempo más que nada por conocer, porque sé que volvería a Asturias. Es un riesgo irte fuera, a un sitio nuevo donde no conoces a nadie y te puedes ver allí sin conseguir lo que esperabas.

En el tema labora es cierto que si tienen que despedir a alguien lo harán a las personas con los contratos más precarios, por eso entiendo que subió ahora el paro juvenil con la crisis sanitario. En Asturias no tanto, pero parece que vamos camino de ello el depender tanto del turismo es lo que tiene, la aparición de trabajos estacionales y precarios. Un trabajo más industrial suele tener mejores condiciones, aunque aumenta la peligrosidad. Es cierto que muchas veces se demoniza los ciclos formativos cuando son tan necesarios como las carreras universitarias.

Autor

Redacción