[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


¿Covid o mejora laboral?

Publicado el 28/09/2020

El inicio del curso escolar ha sido muy complicado para profesorado, alumnado y familias... Sin directrices claras, con muchos miedos y dudas. Pero cabe preguntarse si, aprovechando las circunstancias, se han realizado cambios en los colegios que no suponen un beneficio para el alumnado y sus familias.

La dirección del colegio de San Cucao de Llanera informa a las familias de que con el consentimiento del Consejo Escolar se ha solicitado a Consejería la modificación de la jornada laboral, pasando a ser jornada continua de 9:00 a 14:00 con comedor a esa hora y salida de los autobuses en horario habitual de 16:00 h. y para ello alega lo siguiente respecto al curso anterior "el número de niños con derecho a transporte y por tanto con derecho a comedor es de 75 alumnos/as y no entran en el comedor si respetamos las medidas de distanciamiento social de 1,5 metros entre grupos de convivencia estable, ya que es pequeño. La gran mayoría del alumnado 120 alumnos/as utilizaron el comedor de modo habitual, por supuesto, el comedor estaba a tope y muy lejos de respetar cualquier medida de distanciamiento social". 

Con esta explicación y trasladando a las familias una situación de riesgo para sus hijas e hijos se les solicita que se inscriban aquellos que van a utilizar el servicio de comedor. Lógicamente todos aquellos que puedan sacar a sus hijos del colegio a las 14:00 h. con la nueva jornada lo van a hacer, no van a ponerles en peligro en un comedor abarrotado.

Hasta aquí todo sería correcto (salvo el trasladar a las familias el cuidado de los menores dos horas antes y dificultando la tan ya famosa y desaparecida conciliación familiar), si no fuese por la resolución de la situación, en la que de nuevo la directiva informa a las familias:  El servicio de comedor será 14:00 a 15:00 horas y aquí llega la sorpresa cuando al informar del número de alumnas/os que comerán en un único turno indican que serán 60 y así lo explican: "que muchas familias con derecho a comedor no lo vayan a utilizar permite que sean admitidas todas las solicitudes a utilizar este servicio, guardando las medidas de distanciamiento social establecidas para comedores escolares". 

Tal vez sea necesario plantear un problema matemático al profesorado del colegio:

Si 120 alumnas y alumnos en 2 turnos de comedor no pueden guardar la distancia social, un único turno de 60 alumnas/os ¿cómo puede lograrlo?.

Lo que en un escrito parece que es un gran problema de salud por falta de espacio (120 en dos turnos). en el siguiente escrito y pese a la misma concentración de alumnado (60 en un único turno) es una garantía de seguridad.

Cierto es que el comedor del colegio está masificado, también es cierto que las circunstancias son excepcionales y muy muy complicadas. Pero... ¿En algún momento se planteó una reestructuración de horarios para plantear tres turnos de comedor o buscar otra instalación en la que pudiesen comer el alumnado de infantil? Múltiples podrían haber sido las propuestas para solucionar el gran problema al que se enfrentaba el colegio. Pero vista la solución dada...   

Parece más bien que estamos ante una situación que el profesorado ha aprovechado para lograr la jornada continua que no pudieron conseguir hace dos años por la negativa de las familias.

Veremos si cuando todo esto pase, volvemos a la jornada habitual del colegio o intentan demostrar los múltiples beneficios académicos de la jornada continua frente a la partida, les daré una pista... consulten los horarios de los colegios privados de élite, tenemos varios en Llanera (al fin y al cabo, con lo que pagan las familias tendrán horarios con los que el alumnado rendirá al máximo, ¿no?) Sorpresa: tienen jornada partida con clases después del comedor.

Un último consejo a las familias del alumnado de San Cucao; cuando el intento de cambio de jornada definitivo suceda (que sucederá), que nadie piense por ustedes: infórmense, no se queden con lo que les cuenten unos trabajadores para los que el cambio de jornada supone una mejora laboral,  sean ustedes los que busquen e investiguen los pros y contras de ambos tipos de jornada y así puedan votar con el pleno convencimiento de que es lo mejor.

 

 

Autor

Caminando Camilando