[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Izquierda Unida Llanera acusa a PSOE y Podemos de gobernar por libre sin diálogo alguno

Publicado el 22/11/2019
El tapin Izquierda Unida Llanera acusa a PSOE y Podemos de gobernar por libre sin diálogo alguno

PSOE y Podemos se niegan al diálogo y presentan en Llanera unos presupuestos para 2020 sin dar cabida a las aportaciones de IZQUIERDA UNIDA y del resto de la oposición. Debemos enterarnos por la prensa de que la próxima semana habrá un Pleno extraordinario para llevar el asunto. Un proyecto de presupuestos que, por trascendente, debería ser presentado y debatido previamente con el resto de Grupos salvo que se confirmen como el gobierno opaco, oscuro y agrandado del que parecen hacer gala. Un gobierno que sobreactúa y trata de bloquear a quien le cuestiona o le critica. Llanera merece un gobierno que construya, que no tenga complejos y sí altura política.

La concejalía de Hacienda convocó el pasado jueves una Comisión extraordinaria para llevar un proyecto de Presupuestos cerrado y, como hicieron con las Ordenanzas, sin opción a que existiera previamente una mesa de diálogo y negociación para construir unas cuentas con el mayor consenso posible.

Al PSOE y a Podemos no les interesa las aportaciones de Izquierda Unida, a la que necesitaron y con la que se decidió construir un gobierno plural de la izquierda durante el pasado mandato. Sabemos lo que es hacer políticas de izquierdas porque estamos en la izquierda, no miramos hacia ella. Porque entendemos que las políticas de izquierdas son las que atienden a la mayoría social y son las que se echan en falta en el actual gobierno de Llanera.  

Gerardo Sanz recorre el camino inverso que está haciendo Pedro Sánchez porque ambos hacen de la necesidad agónica un intento de demostrar que se quiere gobernar desde la izquierda. Cuando en 2015 el PSOE necesitó los apoyos para construir un gobierno, Sanz y su equipo enarbolaron la defensa del diálogo como eje de su estrategia. Tras las elecciones de mayo gobiernan por libre, sin escuchar, sin dialogar, sin negociar. Son herméticos porque el voto que les hace falta se lo aporta la concejala de Podemos que paradójicamente enarbola la bandera de la participación y está en un gobierno en las antípodas de toda comunicación.

Autor

RDC