[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Llanera quiere que el Molino de Cayés sea un punto de interés cultural y turístico dentro del municipio

La Asociación de Vecinos de Cayés solicita a la consejería de Infraestructuras que les dé una cita de manera urgente a la que también acuda el alcalde de Llanera

Publicado el 26/09/2019
El tapin Llanera quiere que el Molino de Cayés sea un punto de interés cultural y turístico dentro del municipio

Convertir al Molino de Cayés en uno de los puntos de interés cultural y turístico del municipio, este es el objetivo que persigue el equipo de gobierno municipal con uno de las joyas etnográficas del patrimonio de Llanera. Para ello, y una vez finalizadas las labores de rehabilitación del interior, el Ayuntamiento ha iniciado hoy las labores de desbroce y limpieza del entorno.

La concejala de Cultura, Eva María Pérez, y el concejal de Obras, David Rodríguez, visitaron el entorno del molino acompañados por el presidente de la Asociación de Vecinos, Luis Álvarez, y Ramón Cuervo, miembro del colectivo. Como explica el concejal de obras, “hoy han comenzado las labores de desbroce y limpieza del entorno, y esperamos que en una semana esté terminado. Se trata de dotar al conjunto de un estado de conservación óptimo”.

Una vez finalizadas estas labores de limpieza, la concejalía de cultura pondrá en marcha un conjunto de actuaciones encaminadas a convertirlo en un punto de interés tanto cultural como turístico. La concejala del área señala que “nuestra idea es que el molino se convierta en un foco de interés dentro del municipio, no sólo para turistas, sino también para los propios vecinos. Queremos empezar programando visitas guiadas con escolares para que conozcan el valor patrimonial del elemento”.

La pasada primavera, el Ayuntamiento invirtió 30.000 euros en la rehabilitación del interior del molino. El proyecto incluyó la retirada de todo el barro existente en la zona del infierno, hasta una cota que permitiese el montaje de la maquinaria ubicada en esa dependencia. Los paramentos interiores se limpiaron mecánicamente, para retirar todo el material disgregado que existía. En determinadas zonas también se realizó un rejunteado de la piedra, y en otras se optó por un enlucido de las mismas con morteros de cal. La madera del entramado de madera que conforma el suelo de la sala de molienda se sustituyó y se restauró por otras piezas análogas a las existentes, en madera de castaño, al igual que la original. Finalmente se restituyó la maquinaria de molienda de la construcción, que previamente fue restaurada para conseguir que volviera a su estado original. Con la ejecución de estos trabajos se pretendía dotar a la construcción de cierta funcionalidad, permitiendo su conservación y sin alterar su estado original.

El Molino de Cayés es sin duda una de las joyas del patrimonio etnográfico del municipio que el equipo de gobierno quiere revalorizar. “Es un privilegio contar con este elemento y tenemos el firme compromiso de mantenerlo en perfecto estado de conservación, y sobre todo ponerlo en valor mediante la puesta en marcha de iniciativas en las que sea el protagonista”, destacó la concejala de Cultura y Turismo.

Un hito para la Asociación

El presidente de la Asociación de Vecinos de Cayés, Luis Álvarez, aseguró que para el colectivo es un hito que se recupere definitivamente el molino de Cayés, porque era una de las reivindicaciones históricas tras muchos años de abandono y desidia pública. “Hemos mantenido un trato cordial con los dos concejales y hemos podido tratar con ellos diferentes cuestiones de la parroquia, además el concejal de Obras se ha comprometido a eliminar las vallas metálicas que se encuentran en el puente de Cayés y que afean el conjunto histórico y la entrada a la localidad”, apuntó.

Álvarez considera que el colectivo está viviendo un momento emotivo e ilusionante con la recuperación de la Capilla, por parte del Principado, y del molino de Cayés, por el que siempre han luchado. “El sector cultural del concejo lo celebra y esto sirve para recuperar el patrimonio del concejo y de la parroquia, ya que el Puente de Cayés cuenta nuestra historia y es un enclave muy importante”, aseguró.

Reunión sobre la Variante

La Asociación ha solicitado de nuevo una reunión con el consejero de Infraestructuras, Juan Cofiño, para tratar la construcción de la Variante, “solicitamos que la agenden cuanto antes y de manera urgente, además pedimos que pueda estar presente el alcalde de Llanera, Gerardo Sanz, para que de una vez se solucione el tráfico pesado que pasa por la parroquia”, apuntó.

Álvarez aseguró que el último trámite que falta es la redacción del proyecto final y confirmar el dinero en el presupuesto, “llevamos 40 años esperando por una solución y sólo depende de la voluntad política el buscarla, ya que si no se construye la Variante deberá ser el Ayuntamiento el que coloque las señales que prohíban por Cayés el tráfico de vehículos pesados, pero esa no es la solución definitiva que buscamos sino que el problema quedaría resuelto con la Variante. Todos los partidos tanto en el Ayuntamiento como en el Principado nos dieron la razón y entendemos que esa es la mejor solución para todos, cuando todo el trabajo ya está hecho y se pondría solución un problema que llevamos 40 años sufriendo”, concluyó.