[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


El primer equipo de Llanera vence y convence a un favorito de la Tercera División Asturiana

Publicado el 21/03/2019
El tapin El primer equipo de Llanera vence y convence a un favorito de la Tercera División Asturiana

Si analizamos la actual temporada del U.D Llanera en su andadura por la actual temporada 2018/2019, o lo que es lo mismo: su tercera temporada en la Tercera División, veremos que sus triunfos, su clasificación y su reputación se deben, más que a su talento, que no es poco, a su revolucionada laboriosidad, a su lucha y entrega en el terreno de juego y a su compromiso con los colores del Club, no permitiendo así que otro conjunto, como lo fue el siempre temido C.D. Caudal de Mieres quienes arrebataran tres puntos de un “Pepe Quimarán” bien flanqueado por sus seguidores para cantar por doquier que este campo no es escoria de pueblo y que de él no se sale con ganancia.

Fue el domingo día 17 de Marzo un partido especial, un partido en el que los futbolistas y sus técnicos quisieron felicitar por adelantado a todos los “Josés y Josefas, a todos los padres y abuelos” con una victoria que, además de superar en la clasificación al histórico Caudal, hacía historia en el Club de Llanera al situarle, a nueve partidos para que finalice la competición, en la tercera posición de la tabla clasificatoria.

En la actualidad esta historia que hoy comentamos no se trata de una leyenda de “ricos y de pobres”, ni de la historia de David y de Goliat, no, se trata de la historia de un conjunto arlequinado bien estructurado y bien avenido que supo encajar un gol tempranero, minuto 8 del encuentro, por obra del 11 caudalista Abraw y rápidamente neutralizado por Néstor en el minuto 12 de juego. Sangre, sudor y muchos nervios ante un intenso partido hasta el minuto final, y ante un resultado dubitativo de 2-1 que, por avatares del juego, pudo ser mayor para cualquiera de los dos conjuntos si “San Alejandro”, portero del Llanera no hubiera tenido tan felices intervenciones y los locales no hubieran desperdiciado un penalti y tres ocasiones más con el portero mierense batido.