[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


El llanerense Rubén Campa quiere estar entre los mejores escanciadores de Asturias

Propietario del Bar La Bolera en Lugo de Llanera lleva desde los 16 años trabajando en el establecimiento y echando sidra,

Publicado el 03/11/2018
El tapin El llanerense Rubén Campa quiere estar entre los mejores escanciadores de Asturias

“Desde ese momento me pico el gusanillo y el pasado año participé en las dos últimas pruebas, me salió bastante bien también y decidí participar este año en todos los concursos que se organizan”

“El jurado me anima a continuar, yo mismo he notado una evolución  a mejor, porque siempre suelo preguntar donde están mis fallos y los intento corregir de cara al siguiente concurso”

El vecino de Lugo de Llanera, Rubén Campa, propietario del Bar La Bolera lleva desde los 16 años trabajando en el establecimiento y echando sidra, fue en el 2015 cuando participó por primera vez en uno de los Concursos de escanciadores, que se organizó dentro de las fiestas de Lugo de Llanera, en el mes de agosto, en la categoría de local y quedó en la tercera posición. “Desde ese momento me pico el gusanillo y el pasado año participé en las dos últimas pruebas, me salió bastante bien también y decidí participar este año en todos los concursos que se organizan”, comentó.

Campa recordó que en 2017 los concursos en los que participó fueron el de Noreña y Arriondas, “en Noreña quedé el 14 en la general y eché cuatro culetes de 100, que es muy buena medida, en Arriondas no tuve tanta suerte y quedé por abajo”, explicó. Pero este año fue remontando los resultados y quedó noveno en Gijón y Llanes, sexto en Gascona, en Nava decimosegundo, en Mieres décimo y en los otros certámenes se coló entre los 14 primeros de la clasificación general, menos en Cabranes y Lugones que quedó por debajo.

El llanerese aseguró que los concursos más importantes son el de Nava, Villaviciosa y Gijón, “estoy muy contento porque de eso tres me traje trofeo”, apuntó. Rubén explicó que el ambiente en estos concursos es muy bueno, incluso los rivales se llegan a hacer amigos. “El jurado me anima a continuar, yo mismo he notado una evolución  a mejor, porque siempre suelo preguntar donde están mis fallos y los intento corregir de cara al siguiente concurso”, destacó.

Su punto fuerte es el estilo del brazo, ya que es donde más puntos consiguen al ponerlo en la posición adecuada que marca la normativa y en lo que suele fallar son las medidas, ya que es algo complicado. “A nivel de publicidad para mi local es muy bueno, además hago uso de mis redes sociales para patrocinar los concursos y me pidieron desde la organización que fuera a dar una másterclass a Sariego sobre el escanciado y estoy muy contento”, afirmó.

El último concurso en el que participó fue en la Feria de Empresas Agroalimentarias de Agrosiero en Pola de Siero y quedó entre los 14 primeros, “el ganador fue Salvador Ondó, pero en Gascona yo quedé por encima de él, fui sexto y el séptimo. La razón es que el tuvo un fallo y eso le hizo caer de la cabeza de la clasificación ese día”, afirmó.

Campa comentó que los fallos en estos concursos se pagan en puntos, porque influye la temperatura de la sidra, el aire que haga ese día, pero sobre todo los nervios por el público que asiste entre otras cuestiones. “Mi intención es repetir el año que viene y meterme entre los diez primeros, porque esta primera participación me está sirviendo para coger temple, ya que es lo que más cuesta porque los nervios te traicionan. Aunque la competencia es muy dura, porque estos escanciadores son buenísimos”, anunció.