[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Disgusto y malestar en el AMPA del colegio de Lugo con el Ayuntamiento y el Principado por no reparar los vestuarios del polideportivo

Publicado el 19/10/2018

“Estamos todos muy disgustados al haber conocido hoy por parte del alcalde de Llanera, Gerardo Sanz, que el consejero de Educación le reconoció que tendríamos que esperar otros 8 meses más por las obras de arreglo de los baños del polideportivo. Cuando a mí y una compañera se nos dijo en el mes de febrero de 2018 en una reunión donde estuvo el alcalde y el director, que empezarían en el último trimestre de este año y el consejero nos dio su palabra”, aseguró la vicepresidenta de la Asociación de Madres y Padres del colegio público de Lugo de Llanera, Liliana Sánchez.

La vicepresidenta anunció que el colectivo organizará una reunión con los padres del colegio y decidirán qué medidas y acciones se llevarán a cabo, “nos da igual que político se cuelgue la medalla al final, lo único que queremos es luchar por los derechos de nuestros hijos y somos los padres los únicos que podemos hacerlo. ¿Qué va a pasar cuando llegué la lluvia, aparezcan las goteras y los olores nauseabundos e insoportables? Los niños no tienen porque aguantar eso, y menos respirarlo”, opinó. 

Sánchez afirmó que con este nuevo retraso todo volverá a empezar y que la palabra del consejero se ha quedado en papel mojado, considera que lo que valen son las acciones y esta es una demanda de hace muchos años y que no tiene que ver sólo con el mantenimiento del centro, sino con un servicio básico que los menores tienen que tener como son los vestuarios. “Este es un colegio de 450 alumnos es impensable estar en estas circunstancias, que no es una cosa menor, cuando llueva porque nuestros hijos en vez de salir al patio tienen que quedarse confinados en clase, no es justo, seguro que si fueran sus hijos los que estudiaran en este centro no estábamos así”, criticó.

Liliana aseguró que el PSOE debe apostar por todo lo público y priorizarlo, y una de esas cosas es la enseñanza que debe de estar garantizada y con buenas instalaciones, “los padres seguiremos dando batalla por esta cuestión, no nos vamos a callar y sabemos usar las redes sociales, ya estuvimos un tiempo sin decir nada, pero esto no lo podemos permitir más”, afirmó. Además comentó que el centro tienen más de 40 años y nunca se tocaron los vestuarios, ni se cambiaron las manillas de las puertas de acceso a los mismos.

La vicepresidenta aseguró que cuando se arreglaron los aleros apareció un informe del año 2008, donde ya se decía que había un problema con ello y que deberían repararse, “se estuvieron pasando la pelota una administración a la otra porque nadie quería pagarlo, cuando este es un centro de 450 alumnos y se debería velar por su seguridad”, apuntó.