[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


José Ramón García recibió un homenaje por parte del Ayuntamiento de Llanera por su colaboración desde hace 43 años con el Concurso-Exposición de Ganando

Publicado el 14/09/2021
El tapin José Ramón García recibió un homenaje por parte del Ayuntamiento de Llanera por su colaboración desde hace 43 años con el Concurso-Exposición de Ganando José Ramón García junto a su hijo Rubén

El propietario de la empresa Agrícola Josmar S.L, José Ramón García, recibió un merecido homenaje por parte del Ayuntamiento de Llanera, durante la calificación nocturna de la raza asturiana de los valles, ya que el mismo alcalde, Gerardo Sanz, le hizo entrega de una placa conmemorativa, en la que se puede leer el mensaje: “En agradecimiento a tu compromiso con nuestro concurso de ganado y tus aportaciones en toda tu trayectoria vital.

-¿Qué supone para usted este reconocimiento?

-Es un honor y estoy muy contento de haberlo recibido, además no contaba con ello para nada. Vino Gerardo uno o dos días antes de que me dieran la placa a decírmelo, porque me confesó que en un principio me la iban a dar sin decirme, pero lo pensó mejor y me lo comentó antes. Siempre es mejor estar preparado para recibir estas cosas.

Este homenaje llega después de toda mi trayectoria de 43 años en el sector, que todavía sigo en activa. Siempre mantuvimos muy buena relación con el Ayuntamiento de Llanera a todos los niveles y en todo lo que necesité nunca tuve problemas con ellos y ellos conmigo tampoco.

-¿Ha participado desde el inicio de la empresa en el concurso?

-Desde que abrimos siempre acudimos al Concurso, no estoy seguro si el primer año, pero el resto siempre, porque este era el concurso número 46 y nosotros contamos con 43 años de historia.

-¿Cuál es la aportación de Josmar al certamen?

-Nosotros exponemos en el exterior del recinto ferial todo tipo de maquinaria agrícola, desde una motosierra hasta un tractor y cualquier máquina.

-¿De que manera le sirve el concurso?

-Nos sirve para ver a los clientes de manera más cercana, directa y pausada que si le vieras en en el taller en Bonielles, porque tienes más tiempo. Estás más relajado y puedes dedicarles mucho más tiempo. Nos sirve también para encontrarnos con los clientes y charlar, en definitiva.

Generalmente los clientes vienen a casa a comprar, pero allí presentamos las novedades y las últimas máquinas, luego hay personas que te conocen y no son clientes, pero cuando ven allí los productos luego vienen a comprar, porque se interesan por una en concreto.

-¿Como echó a andar Josmar hace 43 años?

-Empecé yo la empresa con 20 años, en este mismo emplazamiento. Pero años antes comencé a trabajar reparando maquinaria agrícola, estuve dos años en un taller en Oviedo y otros dos en otro taller de motosierras. La formación de la que comencé era muy pequeña, pero con mucho entusiasmo e ilusión seguí adelante.

Llevamos 43 años trabajando para la el campo, la agricultura y la ganadería, son años en los que hemos cogido una experiencia y hoy en día podemos decir que miramos todo y en cuanto a maquinaria agrícola hacemos de todo: latiguillos, placas de matrículas, mecanización, mecánica, chapa, pintura, aire acondicionado entre otros cuestiones. En definitiva, damos un servicio total a la agricultura y la ganadería.

-¿Cómo ha cambiado la maquinaria en estos más de 40 años?

-Ha cambiado muchísimo, de pasar a unos tractores eran muy simples con unos cambios que no estaban ni sincronizados y ahora es todo automático, hay que andar con el ordenador para cualquier avería o cualquier problema. Evolucionó mucho ahora tenemos la mecánica y la electricidad que teníamos antiguamente, pero también la electrónica y la hidráulica que son todo complementos que se necesitan conocer a la perfección.

Antes era muy fácil reparar, cualquier máquina con conocimientos básicos lo podía hacer sin herramientas, pero ahora se necesita la herramienta normal, más la eléctrica y la electrónica. Esto supuso una inversión y sobre todo formación, cada poco realizamos cursos para ir conociendo las novedades. Hay que estar continuamente en desarrollo porque cada año cambia todo. Los motores son cada vez más complicados y deben reunir unas condiciones adecuadas, como son no contaminar y son complejas.

Nosotros también realizamos la preitv y después reunimos aquí los vehículos agrícolas para que pasen la ITV. Los 8 primeros años están exentos y de 8 a 16 cada dos años y de 16 en delante de manera anual.

-¿Existe relevo en el campo?

-Cada vez esta peor, no hay relevo y la gente está en un sector complicado, ya que la carne y la leche están a precios muy bajos, cuando los piensos, la luz, el combustible y la maquinaria sigue subiendo. Las empresas están faltas de dinero y se lo piensan mucho a la hora de invertir, incluso las reparaciones y los recambios también han subido. Ahora como está todo es complicado que saquen algo de dinero, además el consumo bajo mucho por la pandemia.

-¿Cómo vivió la pandemia?

-Durante el confinamiento nosotros estuvimos trabajando, pero fue muy incómodo y con problemas. Era complicado por los papeles y las documentaciones que teníamos que realizar.

-¿Hay un producto estrella?

- Lo que más gusta al cliente son los tractores, pero tienen un precio prohibitivo y tal como está todo los miran, pero generalmente hay que esperar a que la situación mejore, a no ser que no les quede más remedio. Se ve como un producto difícil de adquirir.

-En este momento, trabaja con su hijo

- Si estamos los dos solos, necesitaríamos como mínimo otra persona más que fuera oficial, pero por el momento no la encontramos, necesitaríamos uno como mínimo o dos, porque antes éramos cuatro y había problemas ahora al ser dos la cosa se complica, tenemos mucha carga de trabajo que no es bueno para nosotros ni para el cliente.

Autor

Redacción