[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Los vecinos de la calle recién abierta Doctor José Ramón González-Granda solicitan la implantación de la fibra óptica y la colocación de las señales con el nombre

Publicado el 31/08/2021
El tapin Los vecinos de la calle recién abierta Doctor José Ramón González-Granda solicitan la implantación de la fibra óptica y la colocación de las señales con el nombreCésar González, en la calle Doctor José Ramón González-Granda

El pasado mes de abril se abrió al tráfico la calle Doctor José Ramón González-Granda, en Posada de Llanera, y fue en el mes de mayo cuando la constructora del edificio “La Habana” comenzó a entregar los pisos a sus propietarios. Este inmueble cuenta con dos portales, con 16 domicilios cada uno, y serán más de 40 personas las que residirán en él.

Uno de los nuevos residentes en este inmueble es César González, que se puso en contacto con diferentes compañías que ofrecen el servicio de fibra óptica para poder contratarlo, ya que es una persona que teletrabaja y lo necesita de manera urgente. “Me informaron de que en esta calle todavía no está instalada la fibra, mientras que en la calle Carrión si lo está. Sé que algún vecino ya contrató servicio de internet, pero es ADSL o 4G, que en mi caso no me sirven porque no cubren mis necesidades, además si decidió contratar algunos de esos servicios y después se pone finalmente la fibra tendría que pagar la permanencia”, explicó.

González acudió al Ayuntamiento de Llanera para informarse sobre la implantación de la fibra y le comentaron que la licencia para la instalación se había solicitado, pero no depende de ellos el que la empresa comience la obra, y le comentaron que la fibra en este momento se está colocando por las fachadas, por lo que no tendrá que levantarse la acera.

Otro de los problemas es que al no llevar la calle el cartel con su nombre, ni aparecer en google maps resulta muy difícil que los servicios de reparto e incluso los de emergencias sepan a qué calle tienen que acudir, por lo que el vecino considera oportuno que se coloquen las señales indicativas cuanto antes.

 

Autor

Redacción