[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


El Principado no descarta sentarse con el Ayuntamiento de Llanera para plantear de manera conjunta un futuro a la intervención en el Lucus Asturum

Publicado el 12/08/2021
El tapin El Principado no descarta sentarse con el Ayuntamiento de Llanera para plantear de manera conjunta un futuro a la intervención en el Lucus Asturum

El director general de Cultura y Patrimonio, Pablo León, acompañado del alcalde de Llanera, Gerardo Sanz y de la concejala de Cultura, Eva María Pérez, visitó las excavaciones arqueológicas en el yacimiento de Lucus Asturum, donde aseguró que en este momento solo queda recibir el informe que realice el equipo investigador, dirigido por Esperanza Martín, en el que se muestre el balance de la campaña, para planificar nuevas acciones en próximos años. “Sacaremos ahora una línea de subvenciones a la que podrá optar el equipo investigador, para los análisis y ensayos de esta campaña y será este mismo año. Pero el impulso principal y el protagonista es el Ayuntamiento de Llanera que está haciendo todo el esfuerzo, además el alcalde desde hace tiempo lo tienen como una misión especial el escavar este yacimiento romano, por eso lo que nos queda es apoyar y colaborar desde la consejería de Cultura”, afirmó.

León reconoció que estas campañas han dado buenos resultados encontrando en muy poco tiempo los restos arqueológicos, y considera que será importante sentarse las dos administraciones para plantear el futuro de la intervención en Lucus Asturum, porque se lo merece el yacimiento.

El alcalde aseguró estar muy contento con esta campaña y recordó que esto comenzó en el año 2016, donde se fue poco a poco, “pensábamos que había algo importante y que merecía la pena poner empeño en ello, por eso en todos los presupuestos municipales de los últimos años se ha destinado una partida para diferentes actuaciones e intervenciones. Siempre de la mano de Esperanza. Otras administraciones y estamentos están llamando para colaborar, y posiblemente para el año que viene se pueda hacer algo con más nivel, creo que hay que sacar conclusiones y a partir de ahí plantear algo más global con el Principado, la Universidad e incluso con iniciativa privada y ver cómo se puede hacer esto, pero siempre con orden, para no estropearlo”, apuntó.

La partida municipal para esta excavación ascendió a 18.000 euros y el espacio fue cedido por el propietario de manera voluntaria y gratuita, en este caso el propietario es Juan Rodríguez, que colabora siempre con el Ayuntamiento. “La excavación está formada por dos equipos el que excava y otro que está en el albergue de Robledo, que son los que se encargan de datar las piezas y limpiarlas, después se depositarán en el Museo Arqueológico de Asturias, que es donde se podrán ver”, explicó.

La arqueóloga, Esperanza Martín, relató que comenzaron a trabajar a mediados de julio y han estado todo el mes, el grupo está formado por 12 profesionales y estudiantes de diferentes universidades. “Lo que se puede ver es una superficie de 10 metros de longitud, escogida junto  a uno de los laterales del camino, gracias al propietario de la finca, Juan Rodríguez, que cedió la tierra. Después de realizar las prospecciones geofísicas, lo que hemos hecho ha sido venir a comprobar la realidad”, apuntó.

Lo que se encontró fue un núcleo habitacional, que cuenta con cuatro estancias, que son reformas dentro de la misma casa y ampliaciones. Sabemos la naturaleza de las estancias, ya que cuentan con una cocina donde se conserva la zona del hogar, una sala de estar, un pasillo, un vestíbulo, un patio, un pozo y el periodo de utilización de estas habitaciones lo ciñen al siglo I, pero en el basurero se puede decir que se usó hasta el siglo II avanzado. Martín comentó que la casa se abandonó, no fue destruida ni se cayó. También encontraron restos paleolíticos, como en la excavación anterior de las termas, que se realizó en 2018, donde también se encontraron unas láminas y están próximas a este yacimiento.

Autor

Redacción