LLANERA

CULTURA-DEPORTES

Belén Soto Martínez se proclamó campeona de España en dobles sub-11 en bádminton

Publicado el Miercoles 11 de Agosto del 2021

Belén Soto Martínez es vecina de Lugo de Llanera, tiene 10 años, y se ha proclamado campeona de España en dobles sub-11 y en individual quedó entre el quinto y el octavo puesto. El campeonato se realizó en Santander el último fin de semana de junio. La compañera de dobles con la que ganó se llama María García pertenece al club bádminton Ibiza, porque en otros campeonatos y torneos ya jugaron juntas, además de ser de la misma edad.

La deportista estudia en el colegio público Parque Infantil en Oviedo y la asignatura que más le gusta es Educación Física. “Empecé a practicar bádminton en el colegio con seis años, como actividad extraescolar y después ya lo hice en el polideportivo municipal de La Corredoria, con el Club Bádminton Oviedo. Empecé porque mis hermanas también lo iban a hacer y no quería quedarme sola, por eso mi madre me apuntó. Al principio me gustaban más otros deportes, con al practicarlo me enganche y me fue gustando cada día más”, afirmó.

La deportista comentó que es un deporte de equipo, aunque parezca que no es así, “he conocido a mucha gente nueva, para jugar contra o en pareja, pero no solo de Oviedo, sino de otros clubes de España cuando compites fuera”, explicó. La pandemia ha afectado a deportes como el bádminton, ya que al jugarse en interior ha hecho que mucha gente haya decidido cambiar de deporte o dejarlo, esto unido a que el Principado prohibió durante un año competir a los deportistas de la base.

Belén entrena lunes, miércoles y viernes, durante dos horas cada día, además las restricciones han hecho que los grupos de entrenamiento se tuvieran que dividir al limitar el aforo y crear burbujas para impedir los contagios.

La llanerense confesó que antes de salir a competir suele ponerse algo nerviosa, “para jugar bien al bádminton hay que tener mucha concentración, además es muy importante no perder los nervios cuando fallas, tienes que seguir adelante con cada punto, porque cada uno cuenta y tienes que tener optimismo, porque si vas perdiendo no puedes tirar la toalla y echarlo todo por la borda, hay que seguir adelante”, explicó.

Belén comentó que su referente es Carolina Marín, “me gustaría llegar a ser profesora de Inglés, porque vivimos un año en Irlanda toda la familia y allí también practiqué bádminton, en el pueblo en el que vivíamos. Allí hay mucha afición por este deporte y todo el mundo lo práctica. Mi otra opción es entrenar a niños en este deporte, pero si tampoco puede ser me conformó con ir a ver competir a Carolina Marín”, aseguró.

Este año no se ha podido celebrar el campeonato de Asturias debido a las restricciones, pero participó en torneos en Caceras, en Vigo y en Cantabria. “Este año hemos competido muy poco, mucho menos que otros años, porque se ha reducido el circuito. Este mes estamos de vacaciones, pero empezamos la pretemporada en agosto”, destacó.

El club bádminton Oviedo es un referente en la región y fuera de ella, ya que este año ganaron la liga de división de honor, esto hace que los más pequeños del club tengan un referente, porque los mayores son a la vez jugadores y entrenadores, les sirve de motivación, además compiten con la selección. Asturias tiene tradición y proyección en bádminton. “Me gustaría ganar más campeonato de España y cuando sea mayor ir a competir a competiciones más

grandes, aunque pierda por lo menos tener la opción de poder participar y hacer algo”, afirmó. La deportista cree que a finales de este año se organizará el campeonato de Asturias.

Durante el confinamiento Belén aseguró que siguieron entrenando desde cada y manteniendo el contacto con los compañeros y los entrenadores, “una vez grabamos un video con entrevistas para Facebook; también videos de pequeños entrenamientos y lo hacíamos en casa, porque los entrenadores nos mandaban cosas que hacer. Cuando volvimos otra vez a entrenar tuvimos que adaptarnos a las restricciones, porque era todo muy diferente. Entrenamos con mascarilla y solo nos la quitamos para competir, al principio teníamos que usar unos playeros solo para la pista, teníamos que dar los DNIs, firmar una declaración responsable a la entrada y usar el gel, toma de temperatura, la toalla tenía que ir en una bolsa de plástico cada día en una distinta y no podía tocar ninguna superficie. Pasamos de ser 30 a 15, antes entrenábamos tres día y otro más los que lo hacíamos bien, sobre todo entrenaba mucha gente nueva”, afirmó.

Atelier
Dicar
Crisol

Noticias relacionadas

Leer mas
Braña
Avanza
La Mundial

Noticias recientes

Leer mas