[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Se reducen las bodas al 65% durante el año de pandemia con respecto a 2019

Las muertes se han mantenido estables en el concejo de Llanera

Publicado el 02/04/2021
El tapin Se reducen las bodas al 65% durante el año de pandemia con respecto a 2019Restaurante Peña Mea

Se cumple un año desde que el gobierno del Estado decretara el estado de alarma y el posterior confinamiento domiciliario, debido a la pandemia ocasionada por el coronavirus. Han sido mucho los sectores afectados por la crisis económica derivada de la sanitaria, incluso algunos de ellos no han podido trabajar ni un solo día en este año tan duro, un ejemplo son las orquestas e incluso los pub nocturnos, entre otros sectores.

La hostelería ha sido la gran golpeada en todo el país, sus propietarios han visto reducidos sus ingresos, han tenido que mandar a sus empleados al ERTE y en otros muchos casos han cerrado las puertas de sus locales, después de intentar sobrevivir estos meses. Esto se produce tras estar cerrados durante el confinamiento y posteriormente viéndose afectados por los cierres puntuales y medidas que han limitado sus aforos drásticamente, lo mismo que su horario de apertura.

Los establecimientos hosteleros de mayor tamaño, que suelen acoger bodas, banquetes y demás celebraciones también lo han sufrido considerablemente, ya que solo en el concejo de Llanera los enlaces matrimoniales se han reducido un 65%, pasando de realizarse 137 en el año 2019 a 49 en 2020, según los datos aportados por la oficina del registro civil, además muchas de estas bodas o la gran mayoría no contaron con banquete, ya que las medidas impedían reunir a un número considerable de comensales. En Llanera este es un sector potente, ya que cuenta con diferentes establecimientos de este estilo en varias zonas del concejo, como son San Cucao, La Miranda y Pruvia, que en la mayoría de los casos son negocios familiares.

Los aforos tanto en las iglesias, como en los salones municipales y restaurante impedían que acudiera mucha gente, ya que estaban reducidos al 30%, durante la mayor parte del tiempo. Muchos de estos grandes restaurantes optaron por cerrar varios meses, porque consideraban que con las medidas no les compensaba abrir, ni sacar del ERTE a sus trabajadores. Muchas parejas optaron por retrasar su boda para el año 2021, pero en este momento y con el azote de una cuarta oleada del virus, posiblemente tengan que optar por suspenderlo de nuevo, aplazarlo, retrasarlo o celebrarlo pero no como ellos hubieran deseado.

Al no celebrarse bodas no solo han perdido estos grandes restaurantes, sino muchas empresas que tienen alrededor como las de trajes de novios, las floristerías, las empresas de eventos que organizan bodas, las de recuerdos de boda, así como los DJs y las orquestas que iban a actuar a estos grandes eventos. Además de las empresas de alimentación y los distribuidores de bebidas.

A pesar de este varapalo, el Ayuntamiento de Llanera por unanimidad de todos los grupos políticos apostó por el sector convocando en dos fases ayudas, que les beneficiarán junto al comercio local, a través del programa Re-Activa-ComercioHostelería, una iniciativa cuyo principal objetivo era paliar los devastadores efectos que la crisis del coronavirus ha tenido en la economía local, especialmente en los comercios y negocios de proximidad.

Los fallecimientos se mantuvieron

Algo que sorprende es que durante este año de pandemia lo que no ha sufrido mucha variación ha sido el número de fallecidos. Según el registro civil en el año 2019 fallecieron 70 personas y en 2020 69, todas estas muertes se produjeron en el concejo de Llanera y como se observa la cifra se mantuvo.

En los datos recogidos por el registro del Ayuntamiento de Llanera, donde se muestran los vecinos que se han dado de baja en el padrón por fallecimiento: en 2019 fueros 135, mientras que en 2020 fueron 119, algo que sorprende porque a pesar de la pandemia y de que se haya podido pensar que afectó considerablemente en el concejo, no se ha reflejado en el número de fallecimientos, ya que las muertes se redujeron según las cifras municipales un 12%.

Hay que tener en cuenta, que en los datos del registro civil solo se recogen las muertes que ocurrieron en el concejo, ya que muchos de los vecinos suelen fallecer en el HUCA, principalmente si han sido afectados por coronavirus, por tanto esas muertas vendrán registradas en el concejo de Oviedo, a pesar de ser vecinos empadronados en el concejo llanerense.

Autor

Redacción