LLANERA

LLANERENSE DEL AñO

La Guardia Civil fue esencial durante la primera ola para informar, asesorar y ayudar a los vecinos de Llanera

Publicado el Martes 09 de Febrero del 2021


🔎  Aumentar texto 🔎  Reducir texto

El Sargento Comandante del puesto de Llanera, Jonathan Rubio, lleva cuatros años y medio ejerciendo su cargo en el concejo, y reconoció que los primeros momentos fueron de incertidumbre para ellos también, ya que se desconocía el virus, pero resaltó el grado de cumplimiento de las medidas por parte de los vecinos de Llanera en la primera ola al decretarse el estado de alarma y el confinamiento.

-¿Cómo se vivió en el Cuartel el primer día que comenzaron a trabajar, tras haberse decretado el estado de alarma?

- En el Cuartel se vivió igual que lo hizo el esto de la ciudadanía, fueron momentos difíciles de mucha incertidumbre, que nunca nadie antes había vivido, pero nosotros contábamos con nuestra experiencia previa adquirida de otras situaciones e intentamos ejercer nuestra labor los mejor posible.

-¿Qué medidas se toman en el Cuartel para evitar los contagios (gel, mascarilla...)?

-Ha medida que evolucionaba la pandemia y teníamos más información del virus se fueron incorporando medidas sanitarias y protocolos, como el uso del gel, que tenemos en todas las mesas; nosotros y la gente que viene al Cuartel tiene que hacer uso de las mascarillas y se mantiene la distancia de seguridad. En el caso de los accidentes  o actuaciones seguimos manteniendo las medidas y teniendo mucha precaución, para evitar los contagios. Dependiendo del tipo de actuación y su valoración se actúa de una manera o de otra.

¿Cómo ha cambiado el trato con las personas que tienen que atender (en accidentes, delitos, las personas que ponen denuncia, si se puede acceder libremente al Cuartel)?

Durante el primer estado de alarma y el confinamiento domiciliario se optó por el uso de los medios telemáticos, principalmente el correo electrónico y el teléfono, para atender a las personas que querían presentar una denuncia, aunque había otras cuestiones que se tenían que atender de manera presencial, como los casos de violencia de género. Cuando se fue obteniendo más información si comenzamos a atender de manera presencial a los vecinos, siempre de uno en uno, con el lavado de manos, la distancia social y las mascarillas.

-¿Qué medidas tomaban en la primera ola cuando volvían a sus domicilios con su familia?

-Sí que se extremaban las precauciones, sobre todo en la primera ola, al llegar cada uno a su domicilio como era echar inmediatamente la ropa a lavar, ducharse, desinfectar los zapatos y todo lo que lleváramos con nosotros. Incluso uno de nuestros compañeros, que tenía otra vivienda optó por irse de su domicilio y estuvo más de un mes sin ver a sus tres hijos pequeños.

-¿Qué diferencias se dieron entre la primera y la segunda ola (con respecto al trabajo y las medidas sanitarias)?

- En la primera ola las denuncias y los delitos bajaron mucho, al no estar la población en la calle, lo que si subieron fueron los delitos informáticos. Durante la segunda ola los delitos comunes y habituales se han vuelto a dar. En Llanera durante el confinamiento no se realizaron muchas denuncias por incumplir las medidas, en algún caso se realizaron avisos por salir a diferentes horas a pasear o hacer deporte de las que no estaban estipuladas, porque hubo muchos cambios en poco tiempo. Pero fueron casos muy puntuales a los que se les haya advertido o informado más de una vez sobre las medidas. En general la población de Llanera cumplió muy bien las medidas.

En cuanto a la segunda ola y las medidas sanitarias, es cierto, que la población las relajó y tuvieron una escasa imposición en los meses de verano.

Noticias relacionadas

Leer mas

Noticias recientes

Leer mas