[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Gerardo Sanz aseguró que su Ayuntamiento fue el primero en oponerse de manera radical al “engaño” del gobierno central para entregarles los remanentes municipales

“Se han invertido más 550.000 euros en subvenciones que se han entregado a diferentes colectivos, familias, emprendedores”

Publicado el 25/12/2020
El tapin Gerardo Sanz aseguró que su Ayuntamiento fue el primero en oponerse de manera radical al “engaño” del  gobierno central para entregarles los remanentes municipales

Gerardo Sanz aseguró que su Ayuntamiento fue el primero en oponerse de manera radical al “engaño” del  gobierno central para entregarles los remanentes municipales

“Se han invertido más 550.000 euros en subvenciones que se han entregado a diferentes colectivos, familias, emprendedores”

El alcalde de Llanera, Gerardo Sanz, realizó una valoración de este año con las dificultades añadidas de la pandemia. Además, explicó las nuevas inversiones que se realizarán usando el remanente.

-¿Cómo ha vivido este año 2020?

- Ha sido un año muy complejo, que cambió de forma radical la planificación que este equipo de gobierno, ya que iniciamos el año con el presupuesto recién aprobado y puesto en marcha desde enero. Solo pudimos trabajar dos meses sin pandemia, con la llegada de la misma nos cambiaron los esquemas. Contábamos con un presupuesto que tenía un capítulo de inversión bastante interesante, de más de 1,1 millones de euros, que hemos tenido que  reorganizar todo para atender a las necesidades que surgieron a partir de la pandemia.

Esto unido a que durante el estado de alarma hemos tenido parado unos meses los procesos de contratación, por el parón en los trámites administrativos impuestos por el estado de alarma, que retrasó la salida de todos los proyectos que teníamos.

En este momento, estamos intentando dejar en licitación todos esos procesos de contratación de los  proyectos pensados para este año, un poco retrasado porque ya tendrían que estar en ejecución.

-¿Cómo fue la reorganización?

-Sobre todo afectó a los Servicios Sociales, Empleo, Educación y los sectores que en Llanera  estuvieron más afectados, como son el comercio y la hostelería. Quiero destacar el clima de colaboración de todos los grupos municipales, que permitió, al contrario de lo que ocurre en otros ayuntamientos, no distraerse en lo superfluo y  centrarse en responder con la mayor eficacia y eficiencia posible. Se puede ver a lo largo de estos meses que en Llanera hemos podido responder con eficiencia a las necesidades que había.

Llanera fue el primer Ayuntamiento de Asturias en aprobar las subvenciones para reactivar el comercio y la hostelería, lo hicimos el 8 de abril ni un mes después de la pandemia, y esa línea de subvenciones sirvió después de modelo para un buen número de administraciones locales de la región, que la hicieron suya y la aprobaron.

-¿En qué consistieron esas subvenciones?

-En la primera fase se ayudó con un total de 38.000 euros a 96 comercios y establecimientos hosteleros, que o bien habían tenido que cerrar por la pandemia o bajó significativamente su facturación. Se les dieron entre 400 y 300 euros. Esa rapidez nos facilitó el poder pagar con rapidez y en agosto la subvención estaba liquidada y en manos de los afectados. A la vista de que todavía teníamos crédito reservado volvimos a sacar la segunda fase, antes de que diera comienzo la segunda ola de la pandemia, con 64.000 euros. Que nos permitió seguir echando una mano al comercio y la hostelería, por delante de la pandemia. Con la llegada de la segunda ola vimos que estábamos en un momento estratégico, muy importante de poder inyectar más dinero a la subvención y evitábamos el tener que sacar una tercera convocatoria y todos los trámites administrativos, que tanto nos lastran siempre y por eso inyectamos hasta 100.000 euros y eso nos ha permitido aprobarla y sacarla adelante. Los 109 beneficiarios en esta ocasión van a recibir 950 euros, los que se vieron obligados a cerrar, y 712 euros, los que tuvieron una bajada de facturación. Por tanto, los hosteleros y comerciantes que se vieron obligados a cerrar por el Covid-19 en Llanera han recibido este año hasta 1.300 euros de ayuda, que iba destinada a cubrir los pagos de impuestos y tasas municipales de las que no se había podido hacer exenciones en un primer momento y también para las necesidades que pudieran surgir por el Covid.

Hay que poner en relieve que fuimos los primeros en responder y no cabe ninguna duda de que respondimos con una mayor cantidad en la subvención, y hasta es mayor de la que el Principado había planteado en su momento, en un ámbito en el que el Ayuntamiento no tiene competencia, pero si se ha querido dotar porque es importante para el tejido económico del kilómetro cero, que son los establecimientos que dan vida a las zonas urbanas.

- También apostaron por otras iniciativas para apoyar al comercio y la hostelería, además de la subvención directa

-Lanzamos el programa de compras, que nos ha permitido hacer economía circular con los impuestos municipales. En base a que aquellos establecimientos que se han apuntado a ese programa de comprar  del comercio de Llanera han sido los destinatarios como punto de partida de dos subvenciones que hemos concedido durante estos meses. Estamos hablando de la ayuda al estudio y de la ayuda para el sector primario.

Hemos puesto 95.000 euros a disposición del comercio de Llanera, no sé si de manera directa o indirecta, pero real y efectiva de tal manera que lo que se daba de ayuda en esos dos ámbitos teníamos la seguridad de que revertía no en el comercio de Siero o de Oviedo, sino que se quedaba en Llanera.

Para la hostelería hemos eliminado la tasa de terrazas en 2020 y ahora en el 2021. Nos centramos de una manera importante en todos los aspectos del comercio y la hostelería con diferentes actuaciones, quizá menores o más sectoriales, como el reparto para los comercios cerrados que hicimos en la primera ola de la pandemia, que sirvió para darles una motivación por un lado de intentar subirse al carro de la venta online, y por otro lado, para echar una mano haciendo un poco ese reparto desde el ámbito municipal.

 Otra de las iniciativas fue la creación del escaparate virtual “Llanera Go Market”, que pusimos en marcha para dar a conocer los establecimientos y fomentar el consumo dentro de Llanera. Va todo aparejado y se trata de poner en relieve nuestro comercio y hostelería, de llevar a cabo acciones conjuntas,  y de un primer escaparate que queríamos que fuera la referencia de los establecimientos de Llanera. Inicialmente habíamos pensado que pudiera tener una fase siguiente de una “Market Place”, que habría que darle una vuelta, pero Llanera Go Market va a seguir con la misma orientación que tenemos, pero aquí sería interesante más unión entre la hostelería y el comercio para poder llevar a cabo iniciativas conjuntas con más facilidad. Echo de menos, como se da en otros Ayuntamientos, una asociación que tire por el tema, porque son actuaciones que desarrollamos desde el Ayuntamiento, pero que se escapan totalmente de su función y sus competencias, sería deseable que la unión hiciera que se pusiera en marcha y nosotros acompañar poniendo las herramientas pero que sean los propios comerciantes y hosteleros los que lo soporten.

-Además han sacado una ayuda de apoyo al campo

-Fuimos los primeros en hacerlo. Con la cancelación de los eventos de los sectores ganaderos, sobre todo la Feria de San Isidro que era un plus para ellos, porque la venta que hacen allí tiene un pequeño plus a si la hiciesen en la cuadra y al perderlo pensamos en sacar la subvención. La filosofía era que saliera lo más rápido posible en cuanto a concesión y entrega, teniendo en cuenta la lentitud de las administraciones públicas y pusimos 50.000 euros y es economía circular también, porque esa ayuda revierte en el comercio de Llanera, con la tarjeta que se les da y acuden a los comercios dirigidos a ganadería y agricultura y allí pueden adquirir lo que necesiten. Serán beneficiados unos 100 trabajadores del campo.

También fuimos los primeros en el servicio de entrega de crotales a domicilio, que se entregaron 803, durante el periodo que estuvo activo. Porque veíamos que el gobierno del Principado de Asturias había a mi entender hecho dejación de funciones con la entrega de crotales y la gestión a los ganaderos, veíamos que en las ganaderías de frixona es una cuestión irrenunciable que los machos nacidos en la explotación a los pocos días se saquen de allí, porque solo genera gastos y que no pudiesen disponer de los crotales los condenaba a tenerlos allí meses, hasta que se levantará el estado de alarma. Aprovechando que somos antena del tema las oficinas agrarias con el reparto de crotales, por eso lo hicimos.

-¿Cómo se reorganizaron los Servicios Sociales, Cultura y Educación?

-La pandemia afectó a los mayores, personas de riesgo y fue clave la reorganización del Servicio de Ayuda a Domicilio, por un lado reforzando la seguridad sanitaria tanto para nuestros mayores, como para sus familiares y cuidadores. Para evitar los riesgos de contagio a una población especialmente vulnerables y se puso en marcha también el servicio de compra a domicilio de alimentos y farmacia a domicilio, en colaboración con Protección Civil, para evitar que salieran  en aquellos momentos de incertidumbre.

Tuvimos que responder  en el ámbito de la Educación, cuando fueron volviendo a las aulas los niños y niñas de Llanera, colaboramos con los colegios y el instituto para el reinicio de las clases, además realizamos el reparto de equipos informáticos previamente en el domicilio, además la puesta en disposición de 75 tarjetas sim para las familias que no tenían acceso a Internet y programas de conciliación. También las tarjetas de alimentos, que fue nuestra primera experiencia con el sistema de las tarjetas prepago, que cubrió a 119 familias a 75 euros niño y mes, que fueron 12.375 euros en total.

En el ámbito de la Cultura hubo que adecuar todas las actividades y espectáculos, todos los trabajos que se realizan, con mayor seguridad y aun así se fueron desarrollando todas las actividades bien de manera presencial, las que se podía, o telemática reduciendo el aforo y garantizando la seguridad sanitaria. Para los cursos se fueron adecuando los espacios, en colaboración con los artistas se sacó la página de “Llaneraesarte” que ha tenido un primer paso de éxito,  porque esto de una manera o de otra viene para quedarse, por lo que supone un cambio de mentalidad como hemos visto con la implantación del teletrabajo y las video llamadas. Por esto el sector de la cultura tendrá que cambiar también. El caso de éxito fue la unión de unos artistas de Llaneraesarte, que han conseguido una oportunidad de trabajo que ha surgido en los colegios para animar los patios.

Ha pasado desapercibido, pero seguimos trabajando en el Lucus Asturum, con el georradar y nos permite conocer donde se puede excavar. Me gustaría presentar las conclusiones y realizar una explicación con la arqueóloga, Esperanza, pero según estamos ahora se va a retrasar un poco.

Se presentó la semana pasada el Boombástic Festival, y llevamos un tiempo pensando que el recinto ferial era un gran desconocido de los de Asturias para hacer evento, más allá de los que se realizan como los Exconxuraos, la Feria de Ganado, Fapea y el Concurso-Exposición de Ganado. Pero creemos tanto en él y pensamos que puede ser un escaparate interesante para realizar un festival de ámbito nacional e internacional, que se realizaban en Gijón y Oviedo y pensamos que por qué no hacerlo en Llanera. El entorno natural y la alfombra ecológica junto con los efectos del Covid que nos llevan a aforos reducidos, a mucho aire fresco y amplitud, nos sentimos encantados y honrados de que los creadores del Metrópolis de Gijón vienen Llanera como una oportunidad para hacer este festival. Lo bueno es que no han pedido nada, porque si que tuvimos conversaciones con otros organizadores y creo que el planteamiento de Marino para Llanera, que además es de futuro, de pedirnos el espacio, la luz y vaciarles los contenedores, es algo muy normal, por eso les apoyamos y colaboramos con ellos en todo lo que se pueda. Además, ha puesto a Llanera en foros nacionales e internacionales de música, con la presentación de los artistas. La gente que venga al festival esos fines de semana de jueves a domingo hará gasto en Llanera y vendrán de manera ordenada, se van a organizar actividades fuera del recinto, en lugares como La Morgal.

-Antes de decretarse el estado de alarma, ¿qué obras pudieron ejecutar?

-Se amplió la senda fluvial de Posada, el camino del Pontón en Veyo, el saneamiento de Villabona, el camino de Tuernes, la Fuente de Guyame, el saneamiento de Fonciello la fase 1, cambiamos la iluminación de Villabona, se terminó la iluminación de Villayo y Santa Cruz a principios de año. Además, realizamos multitud de obras pequeñas en colegios, se pudieron realizar al ser obras pequeñas y por el proceso de contratación que llevan. Ahora se están lanzando todas aquellas obras que teníamos pensado realizar en 2020.

Pese a este año la Agencia de Colocación de Empleo ha tenido un trabajo duro, porque también ayudaron a los comercios, la hostelería y los autónomos en general ante la gran cantidad de directivas, leyes, BOE y BOPAs. Atendimos a 387 usuarios de forma presencial en la Agencia de Colocación, se han gestionado 49 ofertas de empleo, se han enviado un total de 187 candidatos a esas ofertas y han salido 18 contratos nuevos en lo que va de año, pese a las inclemencias del Covid.

El Ayuntamiento ha hecho un esfuerzo en temas de contratación, de tal manera que durante el año hemos tenido 87 contrataciones, bien a través de los planes de empleo que han sido 30,  11 contratos en prácticas, 22 talleres de empleo y 24 en el programa Ocúpate. Hemos potenciado las subvenciones a las personas que lo estaban pasando peor o más dificultades tenían y también reforzando los Servicios Sociales y las ayudas de emergencia de manera importante. Se han invertido más 550.000 euros en subvenciones que se han entregado a diferentes colectivos, familias, emprendedores. De ayudas de emergencias llevamos invertido 138.000 euros, porque es una inversión en el tejido social del municipio y no es un gasto. Dentro de la emergencia se engloban las ayudas de conciliación, ayudas de pobreza energética e infantil, intervención y salario social.

-Recientemente se aprobó el presupuesto municipal de 2021, ¿Qué características tiene?

- La principal es que se tiene que adaptar al coronavirus y por eso ha bajado la cantidad del presupuesto, porque lo han hecho los ingresos y esa bajada se produce por una reducción en el ámbito de las fiestas y en las inversiones. Porque los ayuntamientos luchamos por no perder el remanente a manos del gobierno central.

- ¿Por qué esa negativa entregar el remanente?

- Llanera fue cabeza de la lucha para no perder el remanente. Luchamos porque el gobierno central no se llevase los ahorros de los vecinos, porque este concejo fue la punta del iceberg, no sé si casual o no, porque el alcalde es del mismo signo político que el gobierno central y se opuso de manera radical a este engaño. Quisieron engañar a los ayuntamientos y nos dijeron que era la única manera de poder usarlos, teníamos que mandarlo al gobierno central y luego nos los devolvían. Fue un engaño porque al mes siguiente ya podemos usarlos, ¿Por qué si primero no podíamos ahora si podemos usarlos? Luchamos y ahora vamos a poder usarlos y gracias a eso adaptamos el presupuesto a las necesidades del covid, y no tuvimos especial dificultad en bajar esas inversiones porque sabemos que ahora vamos a meter inversiones a través del remanente.

-¿Qué inversiones correrán a cargo de ese remanente?

-Nosotros ahora vamos a plantear un plan de obras para el año 2021, que pasará posiblemente de los 4,5 millones de euros. Se englobarán las obras presupuestadas en el 2020 que vamos a dejar ahora en licitación a finales de año y comenzarán a realizarse a principios del siguiente, hablamos de obras como: el abastecimiento de Los Guixarros; el aparcamiento del colegio de Posada, que está adjudicado; la fase dos de un camino en Ferroñes; una serie de caminos en Lavares y Arlós; sacaremos la licitación de la reparación de los parques infantiles de Lugo y Posada; el parque de Soto de Llanera y la fase dos del saneamiento de Fonciello. Son obras que quedarán o bien adjudicadas o en fase de licitación a final de año, esto son cerca de 1,1 millones de euros.

Con el presupuesto del 2021 vamos a usar 200.000 euros para caminos en la zona rural, donde pretendemos afrontar los caminos de la iglesia de Pruvia y el camino de La Vereda en Santa Cruz. Con los 300.000 euros de saneamiento realizaremos la fase tres de Fonciello.

Con el remanente realizaremos las obras de mayor calado, son obras que por su valor son casi imposibles de realizar con presupuesto municipal anual. La obra estrella es el saneamiento del colector de Lugo de Llanera, que supone 900.000 euros, que vamos a afrontar porque tenemos el compromiso del Principado de realizar las obras de la bajada del labio de alivio del aliviadero de Lugo de Llanera, que esto va a permitir que no se den las inundaciones y que tiene que realizar la obra el Principado, porque es su aliviadero y nosotros lo que vamos a realizar es la mejora del estado de todos los colectores de la zona de Lugo de Llanera, porque hay más de 80 metros de colector al descubierto desde siempre; hay otro colector que pasa por debajo de una fábrica y otro que tenemos que renovar y poner en marcha y lo estamos haciendo pensando en el futuro crecimiento de Lugo, esa es la clave, porque la localidad se ha ido desarrollando por diferentes zonas y hay no se pensó en adecuar los colectores al crecimiento.

Hay otras obras como la senda de Pruvia de casi 500.000 euros y la fase dos del saneamiento de Cayés y así la zona tendría saneamiento en su mayor parte que supone 380.000 euros; hay proyectos de renovación de iluminación en Panizales, Remoria, Truébano, Castiello y Fonciello que son 307.000 euros; se adecuarán las pistas de Soto de Llanera, que quedaría terminado junto con el proyectos del parque que son 156.000 euros; el camino y saneamiento de la zona alta de Caraviés con 343.000 euros, un camino y una senda que nos va a permitir comunicar el núcleo de Posada con la senda que va a Lugo, por detrás del IES Llanera y  la mejora del área recreativa del Santufirme, todos estos proyectos suman aproximadamente 3 millones de euros.

Este es el trabajo que estamos haciendo ahora y no son proyectos cerrados, sino que estamos viendo las necesidades que hay y con que contamos que tenga proyectos para hacerlos lo más rápidamente posible y que revierta en el año 2021, la obra de Lugo ya tiene un plazo de ejecución de seis meses. Nuestro horizonte es el 2021, que es en el que tenemos certeza, porque tenemos miedo que en 2022 ya no nos dejen usar el remanente.

-¿Cuál es su valoración sobre el presupuesto autonómico?

-Podemos ponernos a contar que viene para Llanera, yo hice el ejercicio y me sale 1,5 millones de euros aproximadamente en cuanto a las obras, pero quizá no es eso lo importante, sino que mi pregunta es ¿qué planteamiento político hay desde el ámbito autonómico ya no solo para Llanera sino para la zona central de Asturias? Hay cosas en el presupuesto de hace mil años, la iglesia de Arlós por fin, pero la queremos ver arreglada, ya estuvo en el presupuesto de 2017, La Morgal 50.000 euros, que también estuvo en el anterior, el proyecto de la variante de Posada, también viene del anterior, Calprin 508.000 euros también del anterior, lo que si consideramos importante y que puede pasar desapercibido son los 550.000 euros para el bombeo de la Venta del Gallo, todas las aguas residuales de gran parte del concejo van allí.

También es importante que se va a acabar el proyecto que se realizó por fases y que ha permitido dotar de saneamiento a toda la parte de Villabona, además de parte de Pruvia y otra de Lugo, que es lo que empezó en 2015, el Edar de Villabona y ha permitido con ramales ir metiendo el agua a diferentes núcleos.

Está claro que faltan cosas en el presupuesto, pero lo que queremos es un planteamiento político, porque estamos en el área central y en el centro del centro de Asturias y necesitamos un planteamiento en el ámbito de las redes de comunicación y en el industrial, porque Llanera es el tercer municipio en el número de afiliados a la seguridad social, por delante de Avilés. Por eso hay que pensar en Llanera en esa línea, llevamos años con dos millones de metros cuadrados secuestrados en Llanera, sin una visión política sobre ello y lo que me preocupa no es que haya más o menos inversión, sino que  haya una visión política para cuestiones capitales en el desarrollo y el crecimiento de nuestro municipio. Preguntamos sobre esa visión política y la respuesta es el silencio. No quiero ver el presupuesto tanto al peso, sino cual es la visión política para un municipio que es clave en el desarrollo del área metropolitana.

Me preocupa leer al presidente del Principado, Adrián Barbón, decir que escucha a los ayuntamientos, pero que el presupuesto lo negocia  con los partidos que están en la Junta General, porque creo que los Ayuntamientos somos los que más cercanía tenemos con los ciudadanos y los que trasladamos las políticas a los vecinos y considero que nos tendrán que hacer algo de caso, porque después sirve para que otros partidos se quejen, pero ellos deberían de presentar algo en esas negociaciones en la Junta para llevar proyectos para Llanera.

-¿Seguirá la unión de todos los partidos más allá del covid?

- En Llanera se demuestra con los hechos, mismamente en el ámbito del remanente, que no gobernamos vía siglas, no somos repugnantes para las siglas, lo que queremos es gobernar con sentido común y con criterio, unas veces nos equivocaremos y otras acertaremos con humildad intentando que todo el mundo participe. Pero después llevamos sustos raros, porque haciendo una valoración de cada uno de los grupos con respecto al presupuesto, sin duda hay que hacer una valoración muy positiva con respecto a Isabel Fernández de Podemos, porque estamos muy a gusto con ella, hay un gran entendimiento, un buen trabajo y se ve.

Quiero valorar muy positivamente el apoyo de Izquierda Unida al presupuesto, porque incluso hicieron alguna propuesta que no se incluyó y aun así votaron a favor, esto será un buen enganche para que intentemos llevar más cosas a cabo juntos. Creo que votaron a favor con valentía, porque la mayor parte de las propuestas e iniciativas que se hicieron con consenso total entre todos están plasmadas en el presupuesto y no había otra cuestión que votar a favor o abstenerte, y se lo agradezco porque marcará un punto de inflexión si ellos lo consideran oportuno.

El Partido Popular ha hecho un esfuerzo de responsabilidad y de generosidad no votando en contra del presupuesto, se abstuvo. Pero aun así poniéndome en la parte del otro, estamos hablando de un partido político de gobierno, en donde no votar en contra es complicado y sin embargo han tenido la valentía y asumen que es lo que hay y que estamos en un momento diferente, que había que remar todos en la misma dirección.

Aquí vemos que Llanera va en otra línea con respecto al ámbito autonómico y nacional, porque no miramos el signo político, porque el PP en esos ámbitos va en contra de todas las propuestas, mientras que en Llanera se abstiene, pero sin embargo Vox perdió la oportunidad de reivindicarse como un partido centrado en el ámbito local, porque el PSOE trabaja de manera totalmente diferente a como se hace en los otros ámbitos y nos hemos reunido con Vox, que pudo realizar sus propuestas y en verdad solo se limitó a asentir. En la comisión de presupuestos votó a favor, pero en el pleno movido quizá por otros ámbitos externos votó en contra de un presupuesto que lleva las medidas aprobadas por consenso hasta ahora. Además con disculpas que vienen hechas desde otros ámbitos como la ultraderecha nacional, que no tiene nada que ver con nuestras competencias.

 Ciudadanos es un concejal más y está ahí y considero que no debería de tener ninguna objeción para apoyar el presupuesto, pero ahí está. Tuve un gesto considerable con él al inicio de la legislatura al incluirle en la Junta de Gobierno como representante de Ciudadanos.

-¿Cuál es su valoración del equipo de gobierno?

-Considero que le ha servido esta pandemia, para meterse en el ámbito municipal golpe de que cada día había una cosa nueva y algo que responder de manera diferente, y por lo tanto han hecho un master acelerado en política municipal. La sintonía está al 100%, hay muy buen ambiente de trabajo que redunda en el personal municipal y en la ciudadanía. Si el personal municipal no está alineado con el equipo de gobierno, ni se siente motivado el coche que es el Ayuntamiento no anda, pese a las dificultades y novedades diarias hemos respondido lo más rápidamente posible, dentro de nuestras posibilidades y el Ayuntamiento ha estado vivo y funcionando al 100%, con la carencia del secretario municipal, que fue clave y se ha intentado subsanar con más implicación del equipo de gobierno y más trabajo de los funcionarios.

Autor

Davinia Durán