[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


El grupo Los Enigmáticos iniciaron su carrera hace 54 años y su primera actuación fue en las fiestas de Pruvia

La banda ha sacado un nuevo disco de versiones: “Pintando en negro”

Publicado el 28/09/2020
El tapin El grupo Los Enigmáticos iniciaron su carrera hace 54 años y su primera actuación fue en las fiestas de Pruvia

El grupo Los Enigmáticos comenzaron su andadura en 1966, era un grupo de amigos de 15 años del barrio ovetense de Vallobín, apasionados por la música que se juntaron, “éramos cinco componentes, tres vecinos del mismo portal. Era el momento, en el que en España empezaban a sonar Los Beatles y los Rolling Stone, sus éxitos tardaban varios meses en llegar y con ello se empezó a mover el ambiente musical entre los jóvenes. En los años 60 nos denominábamos conjuntos y estaban formados por entre cuatro y seis personas, que comenzaron a surgir entre los chavales, porque además había muchas salas en las que poder tocar. Había casinos, que ahora es impensable, también el automóvil club, o clubes de tenis y salas de baile que había en todos los pueblos y sobre todo en las romerías”, explicaron.

Los Enigmáticos se dieron a conocer en un concurso organizado en el Teatro Filarmónica en Oviedo, que se llamaba “Rumbo a la Gloria”, que se trasmitía en directo por la radio. Pero su primera actuación con público fue en las fiestas de Santiago en Pruvia. “Fuimos en un taxi desde Oviedo los cinco con los instrumentos y los amplificadores que teníamos que casi eran de juguete y lo mismo hicimos para volver, cargamos todo en el taxi y de vuelta a Oviedo. Llegamos muy temprano todo ilusionados al prado a tocar y venían con nosotros unas chavalucas que estuvieron escuchando las pruebas de sonido y nos decían que muy bien, que íbamos a quedar genial, pero a las 20 horas cuando empezaron las tómbolas, el tren de la bruja y demás no se oía nada”, recordaron. Hasta el 2017, la friolera de 51 años después, no volvieron a actuar en Llanera y lo hicieron en las fiestas de Santiago, pero de Arlós, ya que el cantante, Javier Suárez, es vecino de la parroquia.

El grupo en la actualidad está formado por el cantante Javier Suárez, que lleva desde 2011, José Antonio Gandoy guitarra, Luis Suárez batería, Antonio Tamargo bajo, Alfonso Alonso guitarra rítmica y Pepe Guay guitarra. La música que interpretan es rock clásico, principalmente en inglés. Este año están de estreno, ya que sacaron un nuevo disco de versiones, “Pintando en negro”, reconocieron que la música y los audios estaban grabados antes de que comenzara el estado de alarma decretado por la pandemia de coronavirus. “Llevábamos dos años y medio grabando los temas, porque lo hacemos en nuestros ratos libres y nos lo tomamos con calma y va lento, no somos profesionales de la música ninguno. Pero la maquetación, la edición y el planchado de los discos se realizó durante el confinamiento. Salió el 21 de junio, cuando se acabó el estado de alarma, en las plataformas digitales. El CD físico es producción nuestra porque no tenemos discográfica. Son versiones de canciones que nos gustan”, afirmaron.

Después de sacar este nuevo disco, están trabajando en otro, pero esta vez con canciones propias básicamente en español. “En noviembre íbamos a grabar el disco con los temas propios, pero el estudio donde grabamos estaba en obras y la cita que nos habían dado era la del inicio del confinamiento para hacer nuestras canciones, entonces optamos por dejar de lado nuestros temas, para grabarlos en otra ocasión y tirar con las canciones que ya teníamos”, explicaron. El disco se retomará en octubre, con los cuatro temas que tienen ya elaborados.

No se prodigan mucho por las salas de fiestas y demás, es difícil verlos actual porque eligen muy bien donde hacerlo, “buscamos encajar perfectamente con el público, porque no nos dedicamos de manera profesional a ello, por eso nos gusta sentirnos cómodos en nuestras actuaciones con nuestra gente. Nosotros tocamos por placer y nos motiva seguir manteniendo la marca “Los Enigmáticos”, porque de esa época prácticamente no quedan grupos que sigan tocando, si se montará un festival para tocar una o dos canciones, si estaríamos dispuestos. Pero grupos que estén en activo, ensayando todas las semanas y sacando discos creo que no hay ningún, eso nos diferencia del resto”, apuntaron.

Pero uno de sus conciertos más emotivos fue el que realizaron en 2016, con motivo del 50 aniversario de Los Enigmáticos, además grabaron un disco homenaje con 10 canciones, donde se realizó un libreto con 20 páginas explicando la historia del grupo, con anécdotas y fotos antiguas de actuaciones.

 “Otros grupos de los 60 grabaron discos en los inicios, algo que nosotros no hizo, porque de aquella era muy costoso y había que tener un representante serio que te llevara a Madrid, porque allí era el único sitio posible donde hacerlos. Ahora es mucho más fácil y solemos sacar discos con trabajo y muchas canciones, también contamos con colaboraciones en este nuevo disco como la violista de la OPSA. María Rodríguez Flórez, el pianista Adolfo Villaverde o Christian Brandhofer que toca el trombón en la OSPA, entre otros músicos”, apuntaron.

Autor

Redacción