[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Enrique Díez Gutiérrez presentó en Llanera su libro “La asignatura pendiente. La memoria histórica democrática en los libros de texto escolares"

Publicado el 20/09/2020
El tapin Enrique Díez Gutiérrez presentó en Llanera su libro “La asignatura pendiente. La memoria histórica democrática en los libros de texto escolares"

Izquierda Unida de Llanera organizó en la Casa de Cultura de Lugo de Llanera la presentación del libro “La asignatura pendiente. La memoria histórica democrática en los libros de texto escolares" escrito por Enrique Díez Gutiérrez, profesor de la Facultad de Educación de la Universidad de León. Además, aseguran que esta no será la única actividad que desarrollarán, sino que tienen la intención de realizar actividades una vez al mes. Debido a la pandemia el aforo estaba limitado y fueron muchas las personas que se quedaron en lista de espera.

En la presentación a Enrique Díez le introdujo Queli Fueyo, profesora de Tecnología Educativa de la Universidad de Oviedo y presentó el acto Gonzalo Bengoa, portavoz de IU en el Ayuntamiento de Llanera.

Según su estudio, los mecanismos de construcción social de la desmemoria colectiva, el silencio, el miedo y el olvido que impuso la dictadura aún se pueden percibir en las páginas de los libros de texto. En especial, en los temas a los que no se suele llegar o por los que, a veces, se pasa de puntillas. Hoy en día, el resurgimiento y auge del fascismo ha alentado a partidos conservadores y neoliberales a unirse a esos postulados negacionistas y a acusar de «adoctrinamiento» o de «reabrir viejas heridas» a quien pretende recuperar la memoria histórica. Quienes se consideran herederos de la dictadura franquista impulsan denuncias y sospechas contra la escuela pública y sus profesionales.

Según el trabajo de Díez Gutiérrez no podemos olvidar que la utilidad del conocimiento sobre el pasado es el aprendizaje colectivo para que no se vuelva a repetir la barbarie. La democracia tiene el deber de fomentar el acceso a este conocimiento histórico, porque es la única garantía de adquisición de criterios propios y hace a la ciudadanía más sabia y, por lo tanto, más libre. De ahí que sean necesarias propuestas alternativas a los libros de texto actuales como la que ha elaborado Enrique Díez. La consolidación de nuestra democracia precisa que se hagan efectivos los principios de verdad, justicia y reparación. Sin ellos será imposible garantizar un presente y un futuro auténticamente democráticos.

Los manuales escolares siguen dominando el currículo. Cerca del 90% del tiempo escolar, sobre todo en ESO y Bachillerato, se centra en torno a ellos. Según la tesis del profesor, la memoria histórica democrática sigue siendo una asignatura pendiente en la mayoría de los libros de texto escolares. Nuestro alumnado sabe más del nazismo que del fascismo patrio.

Autor

Redacción