[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


El Colegio de Graduados Sociales reclama más participación de los colegios profesionales para la reconstrucción de Asturias

La participación de los Colegios Profesionales es clave para la reconstrucción de Asturias y por ello, el Colegio de GSA, propone la creación de una <<Comisión mixta entre el Gobierno del Principado y todos los Colegios Profesionales de Asturias>>.

Publicado el 15/09/2020
El tapin El Colegio de Graduados Sociales reclama más participación de los colegios profesionales para la reconstrucción de AsturiasUn momento de la intervención de Marcos Martínez

Los Colegios Profesionales abarcan todas las profesiones y representan el asesoramiento del 100% de la empresa, trabajador y ciudadano en Asturias, por eso Marcos Martínez, presidente del Colegio, considera que su escucha activa y periódica con los órganos que deben decidir la estrategia de recuperación de Asturias es imprescindible. Bajo esta premisa, el presidente del Colegio de Graduados Sociales de Asturias acudió el jueves 10 de septiembre, a la Junta General del Principado, junto a otros expertos del ámbito empresarial, a la Comisión de Estudio de la Gestión de la Crisis Sanitaria de la Covid-19.

En este foro, el representante de los Graduados Sociales Asturianos aportó cifras de lo que representa esta profesión en Asturias, donde en los primeros días de la crisis gestionó más de 2000 expedientes de regulación de empleo que afectaban más de 12.000 trabajadores, cifras que destacó suficientemente importantes para que el Gobierno del Principado hubiera considerado a los Graduados Sociales como un órgano consultor para la gestión laboral de esta crisis.

Martínez, explica que las dificultades en la Gestión Laboral empezaron con la <<aprobación de unas normas con falta de análisis en la aplicación práctica>>, esto provocó colapso en los órganos públicos de la gestión de los ERTES, y falta de coordinación, criterios inseguros, y en ocasiones contradictorios, que sembraron inseguridad jurídica y provocó, en los Graduados Sociales, una gran presión por la responsabilidad que llevaba el asesoramiento a empresas y trabajadores en semejantes condiciones.

La problemática surgida de no abonar las prestaciones de desempleo en tiempo y forma, aclaró Martínez, se debió a la falta de capacidad en recursos humanos y colapso de la sede electrónica de tramitación de prestaciones de desempleo. Destacó su sorpresa al ver que en Asturias nadie reaccionaba para pedir explicaciones al gobierno central, y agilizar el cobro de esas prestaciones que eran de trabajadores asturianos, y dijo que en ese sentido desde el Colegio de Graduados Sociales << se abrió un canal directo con el ministerio para agilizar el cobro de más de 900 trabajadores>>.

Martínez señaló, que es de necesidad un punto único de tramitación a nivel nacional, que coordine todos los organismos laborales nacionales y de las comunidades autónomas, para una gestión más ágil, siendo imprescindible la inversión directa en la cultura digital para concienciar a los asturianos que ya es una realidad, y para que las empresas y profesionales podamos adaptarnos lo antes posible.

El Graduado Social, destacó como clave para la recuperación empresarial y económica de Asturias, la reforma de la administración. Destacó como imprescindible <<la inversión en implantar una verdadera cultura digital>>. Necesitamos revisar la estructura pública de gestión, para volverla moderna y ágil. Consideró que una administración más eficiente significa mayor ahorro para invertir más en ayuda a empresas o en ampliar servicios sociales.

La apuesta del Principado por invertir en reestructurar la industria obsoleta y la profesionalización del sector hostelero es otro de los puntos que Martínez, considera clave dentro de la recuperación de Asturias, así mismo apunta que se necesitan más ayudas directas y menos para cuestiones superfluas, y que debe de hacerse un análisis de las verdaderas necesidades de formación en cada sector productivo y profesional, para adaptar las formación universitaria y formación profesional a la realidad de los puestos de trabajo que se necesitan.

<<No se ha dado la importancia que tienen las profesiones colegiadas en la estrategia de construcción de Asturias de los últimos años, ni siquiera desde el Gobierno se ha tenido iniciativa legislativa para elaborar una Ley de Colegios Profesionales que proteja a los profesionales>>, concluye Martínez.

Autor

RDC