[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Consultorio Manchado Asesores

Envía las preguntas a eltapin@eltapin.com y Manchado Asesores asesora a los lectores que así lo deseen.

Publicado el 29/06/2020
El tapin Consultorio  Manchado AsesoresManchado Asesores, una consultoría profesional con más de 40 años de experiencia

Como consecuencia de mi situación de desempleo, mi empresa me ha aplicado un ERTE. Soy el único que trabaja en mi unidad familiar y estamos viviendo en un piso de alquiler. He leído que hay unas ayudas para alquiler de vivienda. Pero no tengo claro si tengo derecho a ello. Muchas gracias.

Efectivamente, dentro de las medidas de carácter social destinadas a paliar la situación generada por el covid-19, se han articulado unas ayudas para el alquiler de la vivienda habitual. Las mismas vienen reguladas en la resolución de 16 de abril de 2020 de la Consejería de derechos Sociales y bienestar (BOPA nº 74, de 17/04/2020.tendrán derecho a las mismas, todas aquellas personas físicas que en su condición e arrendatarios se encuentran en situación de vulnerabilidad económica y social como consecuencia de la pandemia producida por el Covid-19. Para ello, el inquilino ha de encontrase en situación legal de desempleo, afectado por ERTE y/o se haya visto afectado por una reducción de jornada, desde el 01/03/2020. También en el supuesto de que el autónomo se haya acogido a la prestación extraordinaria por cese de actividad. Se amplía el campo de beneficiarios, para todos aquellos que hayan sufrido una perdida sustancial de ingresos, no alcanzado los límites a los que hace referencia el artículo 2 de la citada Resolución reguladora de esta ayuda.

Se encuentran en situación de vulnerabilidad económica y social sobrevenida a consecuencia de esta situación de excepcionalidad (Covid-19), aquellas unidades familiares cuyos ingresos económicos, que, desde la entrada en vigor del estado de Alarma, no superen los 400 euros mensuales8 pensiones, subsidios, prestaciones, etc…).

El importe de la ayuda consiste en el 100% de la renta mensual, con un límite máximo de 500 euros al mes.

Soy trabajador autónomo. Aunque mi actividad no está en el anexo del Real Decreto de Alarma tuve que cerrar esta semana. Sin embargo, he facturado después del 14 de marzo trabajos que tenía pendientes. ¿Podré cobrar el cese de actividad? ¿Cómo demuestro haber suspendido la actividad?

Deberá justificar ante la mutua de accidentes de trabajo y enfermedad profesional (MATEPSS), que es donde tiene que solicitar la prestación por cese de actividad, que los ingresos correspondían a trabajos anteriores. Vea con su gestor cómo presentar contablemente esas justificaciones y consulte directamente a su mutua si tiene dudas.

Se va prorrogando el estado de alarma, sin embargo, en la solicitud colectiva de prestación que enviamos con las personas de mi empresa, afectadas por un ERTE de fuerza mayor, indicamos una fecha fin de la suspensión que ya ha pasado. ¿Tenemos que volver a enviar otra solicitud o cómo hay que informar al SEPE para que sigan cobrando los trabajadores?

El SEPE procederá a la prórroga de oficio de todas las prestaciones derivadas de ERTE de fuerza mayor a las que se hubiera indicado fecha fin 2 de mayo o anterior. En caso de que algún trabajador vuelva al trabajo definitivamente, quedando desafectado del ERTE, la empresa deberá comunicar su baja a través del formulario correspondiente, que se encuentra en la web del SEPE, en http://www.sepe.es/HomeSepe/COVID-19/información-empresas.html. en el apartado Comunicación de bajas de prestaciones ERTE para que se le interrumpa la prestación. Si todo el centro de trabajo recuperara la actividad normal, la totalidad de los trabajadores, entonces tendría que comunicar el fin del ERTE a pesar de que se amplíe el periodo de alarma, tendrá que comunicarlo a través del formulario correspondiente del apartado Comunicación de finalización de ERTE. Si entre el inicio del ERTE por fuerza mayor y el final del periodo de alarma hubiera trabajadores y trabajadoras que han tenido o van a tener días de trabajo pero siguen en el ERTE, se comunicarán los periodos de actividad de cada persona a través de la aplicación certific@2 de la sede electrónica del SEPE.

Soy un trabajador autónomo y no tengo mutua para la incapacidad temporal, porque prefería estar con el INSS y no sabía que era obligatorio cambiarse a una mutua. ¿Cómo solicito ahora el cese de actividad extraordinario del Coronavirus si no lo gestiona el SEPE?

El Real Decreto-ley 15/2020 establece la posibilidad de que las personas en su situación elijan ahora mutua colaboradora con la Seguridad Social y puedan solicitar esta prestación extraordinaria con esa entidad, Deberá contactar vía web o telefónica con la mutua de su elección y, una vez formalizada la relación, cumplimentar su modelo de solicitud de prestación extraordinaria por cese de actividad con ellos.

¿Tengo una pequeña empresa con dos empleados y no sé si puede realizar un ERTE?

El Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, no pone limitaciones al número mínimo de trabajadores que debe tener la empresa para acogerse a estas medidas. Por lo tanto, sí es posible para su empresa solicitar a la autoridad laboral competente la autorización del ERTE de fuerza mayor.

Mi empresa no se ha acogido a un ERTE, pero la demanda de pedidos ha ciado mucho en esta temporada. Mi jefe nos ha comentado que va a tener que cerra la empresa y nos despedirá. Somos tres trabajadores. ¿Tenemos derecho a una alguna indemnización?

Cabe la posibilidad de que el empresario inicie un Expediente de Regulación de Empleo por causas económicas o de producción, y se inicie un proceso de negociación con los representantes de los trabajadores donde se fijen las condiciones y efectos económicos de las extinciones, siempre que la causa este justificada .Con arreglo a lo establecido en el Estatuto de los Trabajadores, con la comunicación de despido la empresa de forma simultánea debe poner a disposición del trabajador la indemnización legal de 20 días de salario por año trabajado con un importe máximo correspondiente a 12 mensualidades.