[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


El estudio de tráfico y viabilidad de la carretera Cayés concluye que es necesario limitar el peso máximo de los vehículos que circulan por la vía

El informe se basa en datos de un “Estudio Técnico de Aforos” redactado el pasado mes de marzo por una ingeniería especializada en tráfico, transporte y movilidad. • El acalde ha presentado las conclusiones del estudio a miembros de la Asociación de Vecinos de Cayés

Publicado el 26/06/2020
El tapin El estudio de tráfico y viabilidad de la carretera Cayés concluye que es necesario limitar el peso máximo de los vehículos que circulan por la vía

“La solución técnica consiste en prohibir el tráfico pesado por la carretera de Cayés o limitar el peso máximo de vehículos que por ella circulen”. Esta es la contundente  conclusión que se extrae de la revisión del “Estudio de tráfico de la carretera de Cayés”, encargado por el Ayuntamiento de Llanera, y que presentó el alcalde, Gerardo Sanz, a los representantes de la Asociación de Vecinos de Cayés, Luis Álvarez y Ramón Cuervo.

El pasado mes de febrero, el alcalde ya había anunciado su intención de actualizar el Estudio de tráfico y viabilidad, que el Ayuntamiento había encargado en 2010. Para ello, se realizaría un estudio previo de aforos de tráfico que permitiese actualizar datos y plantear posibles soluciones. Hay que recordar que el informe de 2010 ya concluía que las características técnicas de la carretera no eran aptas para soportar el elevado tráfico pesado existente, y que se estaba poniendo en grave situación de riesgo la seguridad vial del resto del tráfico así como de los peatones de estas áreas rurales y residenciales.

El estudio de aforos de tráficos en la LL-11 fue realizado por una ingeniería especializada en tráfico, transporte y movilidad. Para ello se definieron dos puntos de aforamiento: uno en la intersección de la carretera municipal con la AS-17, a la altura del núcleo de Cadage, y otro en el puente sobre el río Nora. La medición, realizada entre el lunes 2 de marzo y el lunes 9 de marzo de 2020, señala una media diaria de 115 vehículos pesados en el acceso a Cayés, y 270 en el Puente de Cayés, lo que sitúa la media total de vehículos pesados que circulan diariamente por la LL-11 en cerca de 400. Una cifra llamativa, que probablemente sea superior al haberse realizado la medición pocos días antes de decretarse el estado de alarma.

 Con estos datos de aforos se pasó a actualizar el estudio de tráfico de 2010, y una vez más se insiste en que: “a la vista de esos aforos, y de la situación de la vía, se determina que la sección del firme actual no es capaz de resistir las cargas del tráfico que sobre ella gravitan. El firme no reúne las características técnicas necesarias que le permiten soportar las cargas introducidas por el tráfico, por lo que la solución técnica favorable que permita que el firme sea capaz de soportar las cargas de tráficos pasa por la prohibición de la circulación de vehículos pesados por el segmento del tramo de titularidad municipal o bien estableciendo un límite de peso máximo por vehículo”. En este sentido la medida principal que se planeta es la instalación de una señal tipo R-107 “Entrada prohibida a vehículos que transporten mercancías con mayor peso autorizado que el indicado”. En este caso concreto, el peso máximo total será de 3,5 toneladas, por ser este el máximo permitido para vehículos ligeros.

Como indica el alcalde, “estamos hablando de una carretera de carácter netamente rural, y cuyas características se adaptan únicamente a tráficos ligeros de acceso a viviendas y parcelas. El informe indica claramente que el vial no es apto para la categoría de tráfico pesado que está registrando”. La reclamación de una solución al volumen de tráfico pesado que debían soportar los vecinos ha sido una constante a lo largo de los años. Si bien el proyecto de construcción de la Variante parecía una realidad en 2019, los presupuestos regionales para 2020 evidenciaron la inexistencia de una partida para el proyecto, y ante el más que probable nuevo retraso en la obra, el Ayuntamiento decidió encargar la actualización del estudio de tráfico, para poder diseñar un nuevo escenario de actuación.

A la vista del nuevo informe, el alcalde ha vuelto a insistir en que “dentro de las competencias municipales, haremos lo que sea necesario para dar solución al problema de tráfico que sufre la parroquia” y recordó  que “cualquier decisión que tomemos será consensuada con los vecinos”. “Ha sido demasiado tiempo soportando una situación día tras día, y estamos llegando al final de un problema que debería haberse atajado hace muchos años”.

Autor

RDC



Añadir comentario


0 de 1000.

Comentarios

---SEA EL PRIMERO EN COMENTAR---