[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Lucas Gambarte y Claudia Llorente recibieron en la fábrica de Cafés Oquendo la beca al mejor expediente académico de bachillerato

Publicado el 15/06/2020
El tapin Lucas Gambarte y Claudia Llorente recibieron en la fábrica de Cafés Oquendo la beca al mejor expediente académico de bachillerato

Los estudiantes llanerenses, Lucas Gambarte y Claudia Llorente, recibieron el lunes  15 de junio la beca Tapín- Oquendo, en la que también colabora el Ayuntamiento de Llanera, por haber conseguido los dos mejores expedientes académicos de Bachillerato del IES Llanera. Este es el primer acto de homenaje y reconocimiento que se celebra en el concejo después del confinamiento decretado por el estado de alarma ocasionado por la crisis sanitaria del coronavirus, durante la Fase 3 de la desescalada.

 La entrega tuvo lugar en la fábrica de Cafés Oquendo, en el polígono de Silvota, fue un sencillo acto en el que estuvieron presentes  los responsables de Oquendo, Juan Díaz y Rafael Piñera, el alcalde de Llanera, Gerardo Sanz, la concejala de Educación, Montserrat Alonso, el director de El Tapín, Roberto Álvarez, el director del IES Llanera, Carlos Suárez, los padres de los estudiantes y ellos mismos.

El responsable de Cafés Oquendo, Juan Díaz aseguró que para él es como una tradición, “nos da un confort y saber que después de 9 años se van licenciando, incluso ya hay una becada que es licenciada en Medicina y que menos que esto, porque se merecen incluso hasta bastante más, ya que sacar estas notas no ha sido por ciencia infusa, sino que han estudiado mucho y están muy motivados por el resto que les espera próximamente con la carrera”, aseguró. Por su parte, el Gerente confesó que para Oquendo es un gran orgullo poder colaborar con los estudiantes, en este esfuerzo que llevan tantos años realizando para conseguir estas notas. El poder ayudarles a rematar y culminar es un orgullo y estamos muy satisfechos”, resaltó.

Sanz recordó que esta es la novena edición de la entrega de la beca Tapín-Oquendo y el Ayuntamiento de Llanera, “estamos muy contentos de que estos alumnos del IES Llanera futuros médicos y matemáticos reciban este reconocimiento que ayuda a sus logros, es una cosa muy importante para el concejo. Además queremos agradecer la colaboración de El Tapín y de Oquendo para echar una mano con esta beca”, afirmó.

El director del IES Llanera, Carlos Suárez, se mostró encantado de que las iniciativas privadas en colaboración con la administración local aporten dinero para ayudar a que los estudiantes puedan tener más opciones para acudir a la universidad y sobre todo que se reconozca su esfuerzo, ya que se llevarán la Matrícula de Honor del centro, que después tendrán que refrendar en la EBAU. El docente explicó que en la Universidad de Oviedo no se exime a los alumnos de pagar la matrícula sólo consiguiendo la Matrícula de Honor, si no que tienen que sacar más de un 9 en la EBAU.

“Este es un gran reconocimiento a todo lo que se han esforzado, porque sacar dieces en todas las materias de primero y segundo de Bachillerato  es de mérito de verdad. El llegar a ello tiene que ser una satisfacción para los padres y para ellos mismos, además se les da un suplemento que les permite alguna alegría universitaria o mejorar el equipo informático, comprar libros o ayudarles a pagar la residencia si van fuera es algo muy bueno. No sé si habrá otro instituto en Asturias, donde se entregue una beca de estas características otorgándole un mérito a los mejores preparados y los que más han trabajado”, apuntó.

El director de El Tapín, Roberto Álvarez, dio la enhorabuena a los alumnos y recordó que este es el noveno año que se entrega la beca, que supone una gran ayuda a los estudiantes para el paso a la vida adulta. También quiso dar las gracias a Cafés Oquendo y al Ayuntamiento de Llanera por colaborar en la misma y aseguró que incluso alguno de los alumnos becados ya cuenta con su licenciatura en Medicina.

Autor

Davinia Durán