[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


La Unidad Pastoral de Lugo y Posada anuncia que las Primeras Comuniones quedan aplazadas

Publicado el 24/04/2020
El tapin La Unidad Pastoral de Lugo y Posada anuncia que las Primeras Comuniones quedan aplazadas

En la emergencia sanitaria que sufrimos por la pandemia del Coronavirus (Covid-19) que nos asola, y siguiendo las indicaciones de las autoridades sanitarias, con el fin de detener la propagación de la enfermedad, quedan aplazadas sine die (sin fecha concreta) las Primeras Comuniones, al igual que viene ocurriendo con otros sacramentos y celebraciones.

Dado que esta medida está orientada al bien común y sujeta a futuras disposiciones de las autoridades sanitarias en función de la evolución de la pandemia y posibles casos de repunte o rebrote de la enfermedad en períodos estacionales, estableceremos contacto directo a finales del mes de Septiembre, vía presencial o telemática, con las familias de los niñ@s que iban a celebrar en fechas próximas los sacramentos de la Confesión y la Comunión, para determinar, según las circunstancias, el modo oportuno de proceder.

Se tendrán siempre como criterios importantes la comprensión y flexibilidad ante vicisitudes familiares, organizativas o de otra índole que puedan presentarse en cada caso y se actuará siempre desde la responsabilidad, la prudencia, y la sensatez que exige el bien común.

El Catecismo de la Iglesia Católica, explicando el quinto mandamiento de la Ley de Dios nos enseña que: “La vida y la salud física son bienes preciosos, confiados por Dios. Debemos cuidar de ellos racionalmente, teniendo en cuenta las necesidades propias, las de los demás y el bien común”.

Os exhortamos a las familias a redoblar nuestro empeño por vivir estos tiempos difíciles intensificando nuestra oración, volviendo nuestra mirada a Jesucristo y reavivando nuestra fe, esperanza y caridad.