[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Comunicado de Nuevas Generaciones de Llanera en relación a la situación de la Educación a causa del Covid-19

Publicado el 21/04/2020
El tapin Comunicado de Nuevas Generaciones de Llanera en relación a la situación de la Educación a causa del Covid-19Foto: Nuevas Generaciones de Llanera

 Los Estudiantes, tanto los universitarios como los de educación secundaria y bachillerato, no tenemos a día de hoy ninguna certeza sobre qué pasará con nosotros, continuamente recibimos noticias contradictorias, cada día una noticia o un aplazamiento de notificación nuevo y mientras tanto el ministro de universidades desaparecido  demostrando una vez más la ineficacia de las medidas que el Gobierno Nacional y el Autonómico están tomando desde la declaración del Estado de Alarma

Desde Nuevas Generaciones de Llanera estamos viviendo con mucha preocupación la situación provocada por el Covid-19, este curso 2019-2020, será recordado tanto por profesores, como por alumnos por convertirse en un punto de inflexión en la manera que hasta ahora conocíamos la enseñanza en nuestro país.

Este virus, que en tantas y tantas cosas ha hecho enfrentarse a nuestra sociedad a nuevas realidades, de las que probablemente muchas hayan llegado a nuestras vidas para quedarse, no ha pasado por alto en la educación, demostrando que, por mucho que se intente vender la educación a distancia como método universal y equitativo de aprendizaje, existen grandes carencias técnicas como son la falta de acceso a una red de banda ancha de calidad, la inexistencia de medios tecnológicos en muchos hogares y la falta de conocimientos informáticos por parte tanto de alumnos como de padres para el acceso a los contenidos en la “nube”.

Esta situación no es ajena al profesorado, que ha tenido que reinventarse en tiempo récord adaptando sus contenidos tradicionales a las distintas plataformas existentes, este esfuerzo no es solo un esfuerzo técnico y profesional para ellos, sino un reto mental, la situación se vive de forma distinta en los distintos tramos educativos, pero en ninguno de ellos la situación está exenta de problemas:

 

  • En la educación infantil y primaria, nos enfrentamos a una situación de cierta incertidumbre debido a la corta edad de los estudiantes. Muchos no son conscientes del problema al que nos estamos enfrentando y por tanto no entienden o no están preparados para los cambios que se han producido en su forma de “acudir” clase.

 

  • En la educación secundaria el problema es completamente distinto, destacan algunos alumnos la heterogeneidad de metodologías con las que se están impartiendo las distintas asignaturas, siendo muy diferente de unas a otras, pasando de no recibir clase en algunas materias, al seguimiento diario por parte del docente.

 

  • La diferencia de criterios en la etapa de Bachillerato, especialmente en el 2º curso, se acrecienta aún más al tener en la EBAU un momento decisivo en sus estudios y en su vida. En esta prueba se medirán estudiantes de distintas comunidades autónomas con enfoques educativos no presenciales totalmente dispares. Por ello consideramos como fundamental implantar una EBAU única para toda España; todos los estudiantes merecen tener las mismas oportunidades y nivel educativo, sin importar la región en la que residen o centro escolar al que asisten.

 

  • Entre los alumnos universitarios se haya un clima de miedo e incertidumbre. No solo la forma de evaluar es completamente distinta entre facultades y asignaturas, sino que el tira y afloja entre profesores y representantes de alumnos es constante.

Algunos de los docentes, impotentes ante la inoperancia y descoordinación del rectorado, desarmados frente a lo que consideran “una oleada de plagios y copias”, optan por inventarse complejos sistemas de evaluación, que vaticinamos en una verdadera hecatombe cuando las calificaciones sean firmes.

Por parte del alumnado, el sentimiento de desasosiego y cierta criminalización está cada vez más extendido. Enfrentándose así al posible hecho de perder una convocatoria, no poder acabar el grado o máster este curso, o la dificultad de cumplir los requisitos de permanencia.

Toda esta situación que rodea a la Universidad de Oviedo hace parecer que las palabras tranquilizadoras que el rector profirió al alumnado sean más una forma de calmar las aguas que de ofrecer una solución firme y contundente. Sumado a esto, la infraestructura digital de la que dispone actualmente la Universidad de Oviedo se encuentra desde hace más de cinco años en un total estado de abandono. Su Centro de Innovación se encuentra desprovisto de los recursos materiales necesarios para llevar a buen puerto el titánico desafío que se avecina.

 

Para todas las etapas  de Asturias  la consejería pareció no darse cuenta de la imposibilidad de muchos de los alumnos de seguir con normalidad este atípico periodo lectivo hasta bien entrado abril, semanas después, de haberse ya suspendido las clases presenciales.

 El Gobierno del PSOE saca pecho por una Asturias ficticia, que se encontraría a la vanguardia estatal de las nuevas tecnologías y telecomunicaciones, retrato que nada tiene que ver con la realidad del Principado. Nos encontramos pues ante una Asturias aislada, tanto geográfica como digitalmente.

 

 

Sergio Alvarez

Delegado Local

 Nuevas Generaciones de Llanera

Autor

Rdc