[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Alfredo Rodríguez participa en el Anuario de La Piedriquina con un artículo en el que habla sobre “Ganadería, concursos y mercados históricos en el concejo de Llanera”

Publicado el 23/03/2020
El tapin Alfredo Rodríguez participa en el Anuario de La Piedriquina con un artículo en el que habla sobre “Ganadería, concursos y mercados históricos en el concejo de Llanera”

La Asociación Cultural La Piedriquina de Las Regueras, presidida por Rosa Rodríguez, ha publicado su Anuario número 13, que ya puede adquirirse en la Librería Parquesol de Posada de Llanera. En este nuevo número participa el historiador llanerense, Alfredo Rodríguez, que lo hace por cuarta vez consecutiva y su artículo se titula “Ganadería, concursos y mercados históricos del concejo de Llanera”.

En este artículo Rodríguez hace un exhaustivo recorrido desde mediados del siglo XIX y los años 30 del XX; donde explica el desarrollo de la ganadería a través de los concursos y mercados de ganado, demostrando que la tradición de celebrar este tipo de citas ganaderas es mucho más antigua de lo que se sabía hasta el momento.

El historiador explicó que el primero de los mercados del que se tiene constancia, porque fue regulado por el Ayuntamiento data de 1872 y se celebró en Posada de Llanera, donde después se construyó la Plaza de Abastos, actual Escuela de Música, este era un mercado semanal de productos agrícolas y ganaderos, que tenía lugar los sábados. Aunque el escritor aseguró que debía de existir un mercado anterior, porque el gobernador civil se vio obligado en 1870 a aplazarlo al domingo siguiente.

El primero de los concursos de ganado que aparece en los archivos municipales se celebró en abril de 1883, cuando el Ayuntamiento elaboró el reglamento con 16 puntos, que se reproducen íntegramente en el Anuario de La Piedriquina. Se entregaron dos premios: uno a los mejores novillos de más de 18 meses y otro a los de menos de 4 años. Era un certamen de sementales, ya que se premiaba a los mejores para que cubrieran a las vacas del concejo y así mejorar la cabaña ganadera. Los ganaderos ganadores recibieron 100 y 75 pesetas. Ese mismo año los primeros días de octubre se organizó la feria Santo Ángel, que no tuvo continuidad y también se celebró en la Posada.

El primer ganadero llanerense que ganó un concurso del que se tiene referencia fue Celedonio Díaz vecino de San Cucufate en 1901, que se llevó 250 pesetas en la Exposición Provincial de Ganado, Aves y Jardinería de Oviedo con el toro de la raza del país “Moro”.

El 11 de agosto de 1914 se celebra el siguiente certamen coincidiendo con la festividad de Santa Bárbara en Posada de Llanera, y en 1925 coincidiendo con la inauguración de un mercado de compra-venta quincenal, en la zona de las Huelgas de cerdos, vacas y cabras que tuvo lugar los primeros y terceros sábados del mes, se organizó un concurso el 20 de junio. Algunos de los ganadores de este certamen fueron: Juan Rodríguez de Ables que se llevó 125 pesetas; Salvador Bango de Villabona con 75 pesetas; Victoriano García con 25 pesetas y Jesús Rodríguez de Santa Cruz con su pareja de bueyes.

Fue en 1926 cuando se celebró el 14 de agosto la segunda edición de la Feria-Concurso de ganado en San Cucao, que se dejó de hacer y con los años fue retomada por los vecinos. Rodríguez también se quiso acordar de que el Sindicato Agrario organizó en Villardeveyo un mercado de ganado de compra-venta, donde se dieron cita 150 vacas y 150 cabras, y se mandaron en tres vagones con animales para Oviedo, Gijón y Siero. También habla en el artículo de las enfermedades que sufría la cabaña ganadera.