[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


El colegio público de Lugo de Llanera inauguró de manera oficial el polideportivo

El alcalde entregó a la consejera de Educación un dossier con las demandas de los centros educativos

Publicado el 17/12/2019
El tapin El colegio público de Lugo de Llanera inauguró de manera oficial el polideportivo

La consejera de Educación, Carmen Suárez, el alcalde de Llanera, Gerardo Sanz, la concejala de Educación, Montserrat Alonso,  acompañados por parte del equipo de gobierno municipal, el director del centro, Jesús Riesco, y la presidente al AMPA, Liliana Sánchez,  inauguraron el polideportivo del colegio público de Lugo de Llanera.

Sanz se mostró muy contento de poder recibir en el propio colegio de Lugo de Llanera a la consejera de Educación, “eso indica que ha habido inversión del gobierno del Principado de Asturias en los colegios de Llanera y la recibimos con los brazos abiertos y encantados. Además la invitamos a que venga muchas veces más, porque eso seguro que significa que seguimos recibiendo inversión en nuestro municipio”, apuntó.

El alcalde recordó que el Ayuntamiento también colaboró financiando la mitad de la obra que se necesitaba, que supone unos 100.000 euros, y la misma cantidad fue invertida por la consejería en la renovación del gimnasio que tanto tiempo se venía demandando por la comunidad educativa, “si echamos la vista atrás hace más de 15 años se hacía referencia en las hemerotecas de esta obra. Ahora  sólo hay que ponerla al disfrute de los niños y las niñas del municipio, que es el objetivo final”.

Sanz comentó que además tuvo la ocasión de reunirse antes con la consejera a la que entregó un dossier con las obras de mejora que se necesitan en los centros educativos, que han ido recogiendo a lo largo de estas semanas, igual que se hizo en 2015. “En la legislatura pasada se realizaron obras en los centros, que ayudan a que esas mejoras que se tengan que realizar ahora no tengan que ser tan costosas y puedan ser asumidas por la consejería”, destacó. Las demandas se centran principalmente en la eliminación de humedades, cambio de puertas y ventanas, que supondrán un ahorro energético.

La consejera de Educación, Carmen Suárez, aseguró que la administración regional quiere colaborar y así lo ha hecho, “agradecer al Ayuntamiento también su colaboración en la financiación de las obras, porque si no hay una corresponsabilidad y correspondencia por parte de las autoridades locales y lo que significan para el municipio no sería posible llegar a esta inauguración. Parece ser que muy deseada y querida, porque era una obra necesaria e ineludible y hay que intentar abordarlas en la medida en que se pueda y a la menor brevedad posible. Estamos con mucha satisfacción de poder acudir a esta inauguración y que se haya logrado”, concluyó.

La presidenta de la Asociación de Madres y Padres, Liliana Sánchez,  aseguró que el colegio posee  un  equipo  docente  del  que  se sienten  muy orgullosos y que suponen el grueso del esfuerzo que se realiza cada día en  pro del alumnado y cuenta con unas familias implicadas y deseosas de contribuir a esta gran tarea.

“Lamentablemente, en muchas ocasiones, la tarea educativa no disfruta de  unas  instalaciones  adecuadas.  Esto  es  lo  que  ha  estado  ocurriendo  en  nuestro  colegio  durante  más  de  40  años  de  dejadez  por  parte  de  los  responsables políticos y la administración educativa. Es por eso que hoy  estamos  aquí,  para  inaugurar  esta  instalación  que  se  encontraba  en  un  estado deplorable, insalubre e indigno”, recordó.

Sánchez comentó que  las familias  tuvieron que dar la batalla, salir  en  los  medios  de  comunicación,  hacer  declaraciones  públicas,  campañas  en  redes  sociales,  reuniones  tensas, asambleas y toda una serie de esfuerzos personales y familiares que  no les correspondían, que les ha exigido tiempo, valentía, pasar nervios  y sobre  todo  dar  la  cara  y  pasar  del  anonimato  de  la  ciudadanía  convencional al papel de madres y padres protestones y molestos.  También  recordó que tuvieron que exigir que se repararan las fugas del saneamiento en el patio  cubierto,  los  desprendimientos  en los  aleros  y  que  se  vallara  el  perímetro, el acceso al centro de vehículos en horario escolar, entre otras cosas.

“No nos arrepentimos de nada, volveríamos a hacerlo. De hecho, nuestra lucha no ha hecho más que empezar. Todavía quedan muchas aulas que pintar,  ventanas y persianas que cambiar. Ventanas por las que entra la humedad  los  días  de  lluvia.  Persianas  rotas  y  deterioradas  por  años  y  años  sin  mantenimiento.  Locales  como  el  tendejón  que  no  cuentan  con  las condiciones mínimas para desarrollar actividades en ellos, por humedad,  frío,  falta  de  aislamiento. También  nos  preocupan  las  barreras  arquitectónicas que atentan contra la accesibilidad universal, la falta de vías  de evacuación en caso de incendio, nos queda mucho por exigir,  y lo vamos a hacer”, afirmó.