[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Rubén Campa y Adrián Paredes clasificados entre los 16 mejores escanciadores de sidra y participarán en el primer campeonato mundial

Publicado el 21/11/2019
El tapin Rubén Campa y Adrián Paredes clasificados entre los 16 mejores escanciadores de sidra y participarán en el primer campeonato mundial

Llanera cuenta con dos de los 16 escanciadores de sidra mejores del mundo, tanto es así que participarán en el primer campeonato mundial cuya fecha está por determinar, pero las grabaciones se realizarán en el Museo de la Sidra en Nava y se emitirá en TPA. Este año se disputó el XXVI Campeonato Oficial de Escanciadores de Asturias 2019, el ganador fue Jeison Franco de la sidrería El Madreñeru de Pola de Siero con 244 puntos; en tercer lugar quedó Wilkin Aquiles de la Sidrería Avenida de Gijón con 238 puntos y el tercero Jonathan Trabanco de Los Portales de Pola de Siero con 205.

El primer llanerense de la clasificación general es Rubén Campa, de la Sidrería La Bolera de Lugo de Llanera, que obtuvo 108 puntos y está en octavo lugar y Adrián Paredes, de la Sidrería La Llera de Posada de Llanera, ocupa el puesto número 11. En la clasificación general hay un total de 39 escanciadores, pero normalmente suelen acudir a los certámenes unos 30 competidores de media. Dos concursos puntuaron doble, uno de ellos el celebrado el 17 de noviembre en Arriondas, Rubén quedó el noveno y Adrián décimo en ese último concurso.

Campa llegó ocupar el tercer puesto en la general

Campa participó por primera vez en un concurso de escanciadores en el año 2015 que se organizó dentro de las fiestas de Lugo de Llanera, pero se metió más de lleno en 2017, participando en el de Noreña y Arriondas. En el año 2018 consiguió ocupar el puesto número 12 de la clasificación general y este año ha logrado sobrepasar ese puesto con creces colocándose en el octavo lugar. “Este año participé en todos los concursos y llegué a colocarme tercero en la clasificación, al ganar el certamen en Cabranes. Estoy muy contento e ilusionado con lo que he conseguido en este tiempo, porque he soltado los nervios y he cogido experiencia”, destacó.

Rubén estuvo hasta el final del concurso en el puesto número cinco, y el mejor resultado fue el colocarse en el tercer lugar tras ganar en Cabranes. “Luego se me juntaron varios concursos que no me salieron bien, unido a que los de atrás comenzaron a apretar, porque tenía a Jorge Vargas, Salvador Ondo y Pablo Álvarez, que fueron campeones de Asturias. Hasta el de Arriondas iba delante de Pablo, pero el quedó segundo y me adelantó”, apuntó.

Campa ganó en Cabranes; quedó tercero en Mieres; cuarto en Gijón y Lugones, quinto en Villaviciosa y en el resto fue quedando octavo, séptimo y décimo.

El nivel subió 100%

Adrián Paredes ocupa el puesto número 11 de la clasificación con 92 puntos. Comenzó a participar en los concursos en el año 2008, pero lo dejó una temporada algo aparcado, ya que sólo iba a cuatro concursos hasta el 2019, que decidió retomarlo y acudió a casi todos los certámenes, menos a  dos Nava y Cabranes. “El nivel de estos últimos cuatro años subió al 100%, porque hay mucha gente nueva que además está muy implicada, entrenando mucho y lo que está claro es que la experiencia es fundamental para este concurso”, explicó.

Paredes aseguró que su paso este año por la competición fue de menos a más, quedó segundo en el concurso de Gijón; segundo en Sariego y tercero en Bimenes, en el resto de certámenes quedó en puestos, séptimos, octavos y novenos. “El problema nuestro, tanto mío como de Rubén fue que no hicimos buenos concursos ni en Tapia ni en Llanes y eso nos afectó en la clasificación general. Pero hemos conseguido estar entre los 16 escanciadores mejores del mundo”, apuntó.

Los dos escanciadores consideran que  lo que se necesita para ser un buen escanciador es la experiencia de años, tener interés por saber cómo hacerlo bien, porque se mejora considerablemente el producto e incluso los clientes se lo han llegado a comentar. Tanto a Adrián como a Rubén les gustaría que se celebrara un campeonato en su concejo, como ya se hizo hace cinco años durante la festividad de San Isidro.

 

Autor

Davinia Durán