[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Un centenar de llanerenses asistieron a Covadonga con motivo de la celebración del Día de Asturias

Publicado el 09/09/2019
El tapin Un centenar de llanerenses asistieron a Covadonga con motivo de la celebración del Día de Asturias

Un centenar de vecinos de Llanera acudieron a Covadonga para protagonizar la tradicional ofrenda a la Santina, que los concejos asturianos realizan el 8 de septiembre, dentro de los actos organizados en la Festividad de Nuestra Señora de Covadonga, Patrona del Principado de Asturias. Viajaron vecinos de todas las edades, que no quisieron perderse está experiencia, que trasladaron a Covadonga elementos y sentimientos de fuerte carga simbólica y emocional, todos ellos representativos del movimiento social y deportivo, del arraigo cultural, y de la dualidad urbana y rural, que son característicos del municipio situado en el corazón de Asturias. La ofrenda fue realizada por representantes de la vida social, cultural y deportiva del municipio.

La expedición llegó a Covadonga a las  11 horas y tuvo un rato para visitar la zona, comprar e incluso dar una vuelta, a las 12 horas dio comienzo la misa en el Santuario, que finalizó a las 13.30 horas, pero antes se realizó la ofrenda, en la que participaron: Patricia Marugán , que fue la encargada de presentarla; Alfredo Rodríguez representando a la ganadería, que ofreció el libro del 40 aniversario del certamen de ganado y una camiseta de la Feria de San Isidro; Moisés Fernández del club F.S. San Cucao que dio una camiseta y una bufanda del equipo; Miguel López Cedrón, presidente del UD Llanera, aportó una camiseta y un ramo de rosas; Óscar Menéndez, del equipo Llanera Atletismo, ofreció una camiseta del club y José Del Valle, vecino de Lugo y miembro de la Unidad Pastoral de Posada y Lugo, ofreció litografías de los templos del concejo y un pergamino con el nombre de los Santos.

Después de la misa se desplazaron a Ribadesella para comer allí y dar una vuelta por la localidad hasta las 19 horas que pusieron rumbo a Llanera.