[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Carta de despedida de un concejal

Publicado el 13/06/2019
El tapin Carta de despedida de un concejal

El reloj me indica que una etapa llega a su fin. Etapa que podría describir de muchas formas, pero creo que la defino como apasionante.

Comenzó un 24 de mayo de 2015, después de un vuelco ideológico en Llanera. Esa noche pasé a ser concejal electo; no estaba nada escrito.

Los días siguientes fueron vertiginosos y de gran aprendizaje. Comenzaron las negociaciones para intentar plasmar en un gobierno el mandato de las urnas. Teníamos que anteponer el interés general de Llanera a los intereses propios de cada partido.

El 13 de junio esos acuerdos tomaron forma. Una emocionante investidura preñada de novedades, tanto en lo institucional como en lo personal.

Me adjudican unos cargos, unas concejalías que asustan. Piensas que te vienen grandes y que te falta mucho tiempo para adquirir esos conocimientos que necesitas.

Aterrizo en la OT (Oficina Técnica del Ayuntamiento) y me encuentro un equipo humano que, sin duda, tengo que poner en valor. Nunca podré agradecer la entrega, la generosidad y comprensión que tuvieron conmigo y con mi total desconocimiento.

En ellos tuve toda la ayuda que necesité. Todo el tiempo y la paciencia que me regalaron. Todo el compañerismo que se respira en esa oficina. Me hicieron sentir uno de ellos. ¡Os echaré de menos! Me voy con espíritu OT.

He de destacar también la labor multidisciplinar de nuestra Policía Local.

Nos encontramos con 5 policías, que dan todo por el trabajo que desempeñan. Unas personas que vemos a diario y cuya labor no siempre apreciamos ni reconocemos.

Tuve el privilegio de vivir la última etapa laboral de 3 de ellos, y la llegada de 4.

Mucha suerte, agentes, amigos, no cambiéis, no podéis hacerlo mejor.

Mucha suerte también a la joven Agrupación de Protección Civil de Llanera. Ánimo y a seguir formándose y equipándose. Poco a poco os hacéis un nombre en Asturias.

Día a día fui conociendo gente de todo tipo. Problemas que te traen al despacho, que pueden parecernos simples pero que al vecino le complican la vida. Otros, al vecino le parecen simples y para la administración es insalvable. Gracias a todos por vuestra confianza y comprensión.

En este punto tengo que hacer especial hincapié en una asociación con la que trabajé codo con codo: Llanera sin Barreras. Gracias por enseñarme que un simple bordillo puede transformarse en una muralla. Gracias a vosotros veo el urbanismo con otros ojos.

En fin, tengo que dar las gracias a tanta gente, que siempre olvidaría, injustamente, a alguien.

Gracias a mi alcalde, Gerardo. Lo fue 4 años y lo será, al menos, otros 4 más.

Gracias a mis compañeros de grupo municipal: Pili, Alfredo y Susana. Sin su ayuda hubiera sido imposible sobrevivir a esta legislatura.

Gracias a los compañeros de gobierno: Vega, Consu, Gonzalo e Isabel. Me llevo buenos amigos.

Gracias a los compañeros de partido por estar siempre ahí, echando una mano y vigilantes.

He de reconocer también el trabajo del resto de la Corporación. Todos y cada uno de ellos aporta lo que cree mejor para el municipio. Después de 4 años veo que las personas están por encima de las siglas. Gracias por el buen ambiente que se respiró durante (casi) toda la legislatura.

En fin, gracias, en general a todos los vecinos de Llanera por su ayuda, cariño y respeto. Gracias a ellos nuestra labor al frente del Ayuntamiento fue mucho más fácil, agradable y llevadera.

Me siento orgulloso de haber formado parte de un gobierno que sembró el terreno para que el sábado 15 otros socialistas estrenen una legislatura que espero y deseo que sea fructífera para Llanera.

Mucho ánimo y muchos éxitos, compañeros.

¡GRACIAS LLANERA!

 

Alberto Fernández

Ex-Concejal de Urbanismo, Medio Ambiente y Seguridad