[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


De “Sabor Latino” a “Versión Original”

Los músicos reconocieron que tienen que adaptar el repertorio para Asturias, Cantabria, Castilla y León y Galicia

Publicado el 27/05/2019
El tapin De “Sabor Latino” a “Versión Original”Sabor Latino

Alex, Dani, David y Adrián iniciaron allá por el año 2003 un nuevo proyecto: la orquesta “Sabor Latino”, tres de los cuatro fundadores estudiaron en la Escuela Municipal de Música de Llanera y todos son del concejo. “Llevábamos tocando muchos años juntos, podemos decir prácticamente toda la vida, pero cuando decidimos ponernos más en serio fue en el año 2003. La idea surgió porque la comisión de festejos de Lugo de Llanera nos propuso tocar un año en las fiestas sobre la marcha, porque se tuvo que suspender un día la verbena por el mal tiempo y había una carpa donde la barra y decidimos tocar juntos por primera vez ese día y desde ese momento fundamos la orquesta que se llamaba “Sabor Latino””, recordaron.

Comenzaron tocando en fiestas de prado pequeñas, bodas y demás eventos en los que se lo solicitaban, tocaban todo tipo de música de baile y de actualidad, “lo que más sorprendía a la gente es que tocábamos un tema de U2 en las bodas y eso llama mucho la atención”, apuntaron. Hasta finales de 2007 tocaron los cuatro juntos, pero ese año Alex comenzó a trabajar y decidieron cambiar el nombre a la agrupación por “Versión Original” y aumentarla. “Compramos el escenario móvil y dejamos las bodas, bautizos y comuniones para tocar únicamente en locales y fiestas de prado, aunque en invierno seguimos tocando en algunas bodas de conocidos y demás”, relataron. En 2007 pasaron de ser cuatro a siete personas y en 2008 aumentaron una persona más, la cosa siguió creciendo y en 2015 pasaron a ser 10 personas en total, pero este año metieron un componente más, “dentro de tres años seremos 17 como otras orquestas, de esas 8 personas iniciales de Versión Original todavía quedamos siete. Son ya 12 temporadas en la que aguantamos el grueso de la orquesta, que pocas pueden decirlo”, apuntaron.

 

“La idea surgió porque la comisión de festejos de Lugo de Llanera nos propuso tocar un año en las fiestas sobre la marcha, porque se tuvo que suspender un día la verbena por el mal tiempo y había una carpa donde la barra y decidimos tocar juntos por primera vez ese día y desde ese momento fundamos la orquesta que se llamaba “Sabor Latino””

“Lo que más sorprendía a la gente es que tocábamos un tema de U2 en las bodas y eso llama mucho la atención”

“Lo que si hemos notado es que desde hace tres años se trabaja algo más, puede ser porque la orquesta creció, tenemos buena gente y porque desaparecieron muchas orquestas de la región con las que competíamos. Pensamos que fue un conjunto de circunstancias las que se dieron”

Los fundadores de Versión Original la definen como “una orquesta de toda la vida que hace música para que la gente pueda bailar, pero con un amplio repertorio”

 

Versión original convivió siempre con la crisis, por lo que considera que no les afectó en exceso, “lo que si hemos notado es que desde hace tres años se trabaja algo más, puede ser porque la orquesta creció, tenemos buena gente y porque desaparecieron muchas orquestas de la región con las que competíamos. Pensamos que fue un conjunto de circunstancias las que se dieron”, afirmaron. La orquesta viaja fuera todo el año a Castilla y León, Cantabria y algo de Galicia, además de recorrerse gran parte de las fiestas de prado asturianas. “También hemos notado un cambio en eso también, antes íbamos más a Castilla y ahora vamos más a Galicia”, relataron.

Los fundadores de Versión Original la definen como “una orquesta de toda la vida que hace música para que la gente pueda bailar, pero con un amplio repertorio”. Siempre contaron con fechas fijas en verano para ir a tocar a fiestas como la de Meres, Lugo, Pruvia, Candás,  Caravia, Arlós, Posada, Riosa, Navia, y el Carbayu, a esta última fueron los 12 años que llevan en activo, pero este año no acudirán. “A todas estas fiestas fuimos muchísimas veces aunque fuera de manera intermitente, porque depende de si hay cambios en las comisiones de festejos o si quieren cambiar por otro tipo de orquestas más espectáculo, depende de muchas cosas. También hubo fiestas que desaparecieron por diferentes cuestiones o a las que no pudimos ir por problemas de agenda o de otras cuestiones”, apuntaron.

Los músicos reconocieron que tienen que adaptar el repertorio para Asturias, Cantabria, Castilla y León y Galicia, ya que a cada público le gustan canciones de diferentes tipos y sobre todo de diferentes épocas.

Los responsables de la orquesta aseguraron que donde les gustaría tocar, ya que por el momento nunca pudieron hacerlo, es en Pola de Siero y en Santa Isabel en Lugones, “nos gustaría poder tocar en los Güevos Pintos o en el Carmín y también en Santa Isabel en Lugones”, destacaron.

Los músicos aseguraron que cada vez se concentra más el trabajo en los meses de verano, “lo que hacemos es trabajar todo lo que podemos e ir a la playa todo lo que podemos. Llegamos a la fiesta dos horas antes de empezar, porque el equipo de montaje llega varias horas antes y lo tiene todo preparado. Llegamos probamos, cenamos si da tiempo y empezamos nosotros o empieza la otra orquesta y nos toca esperar. Generalmente volvemos a casa a no ser que tengamos al día siguiente otra actuación allí o por allí, pero siempre solemos volver a casa porque trabajos cerca”, apuntaron.

 Una de las quejas es que los horarios les perjudican, porque al empezar a tocar tan tarde mucha gente mayor no puede ir a las verbenas y se quejan, además consideran que estas personas son las que consumen en las barras de las fiestas, porque la gente joven suele optar por hacer botellón. “Deberíamos de empezar a tocar a las 21 horas, que es cuando esta gente está en el prado consumiendo, incluso puede cenar allí y eso hace que cambie incluso el propio ambiente de la fiesta y la convierte en algo más familiar”, apuntaron.

Otra de sus demandas es la falta de seguridad, “se debería de contratar a personal de seguridad en las fiestas para acabar con las conductas indebidas de muchas personas que acuden a las fiestas. Nosotros hemos vivido de todo hasta que nos deshincharán las ruedas de la furgoneta o rajarnos la lona. Estamos muy desprotegidos no hay ni seguridad ni vallas que pongan un perímetro de seguridad entre el público y la orquesta”, criticaron.