[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Susana García: “La Escuela Infantil presta un servicio de calidad, muy valorado en el concejo y que contribuye a la conciliación familiar”

Publicado el 22/05/2019
El tapin Susana García: “La Escuela Infantil presta un servicio de calidad, muy valorado en el concejo y que contribuye a la conciliación familiar”

La concejala de Educación del Ayuntamiento de Llanera, Susana García, explicó al periódico El Tapín el funcionamiento y el trabajo que se realiza a diario en la Escuela Infantil Bernardo Sopeña, que está ubicada en Posada de Llanera, para ofrecer una enseñanza de calidad a los más pequeños del concejo.

- La Escuela Infantil ¿exige mucho mantenimiento?

Hay que dedicarle esfuerzos para poder ofrecer un servicio de calidad, como el que ahora tenemos. No ha sido fácil, porque hace cuatro años me encontré el centro muy obsoleto, tanto para el desarrollo del trabajo por parte del personal docente como para el día a día de los niños y niñas. Por eso, desde el inicio, entendimos como prioritario mejorar el centro, ya que se trata de un servicio básico de conciliación.

Realizamos actuaciones básicas como unir el edificio principal con el aula de psicomotricidad a través de una marquesina. En esa aula también arreglamos las humedades y se pintó. Se cambiaron  las ventanas en el primer piso, se pintó y saneó toda la parte exterior del edificio que estaba sin tocar desde su inauguración y se compraron tronas nuevas. El exterior nos preocupaba mucho. Había zonas en las que no existía césped y tenía mucha piedra suelta. Además la zona de juegos era muy antigua y peligrosa.  Se saneó la zona, aplicando las mejoras necesarias para que pudieran disfrutar en ella sin problema, y se instaló un nuevo conjunto de juego con tobogán. Hace unos días  se renovó parte del cierre exterior que linda con el acceso al colegio San José de Calasanz y que podía resultar peligroso, sobre todo desde la parte exterior, debido a su poca altura.  También le ha dado mucha vida y mucho colorido al colegio el mural que han pintado los chicos y las chicas de Mozucos por Derecho para recordar que Llanera es Ciudad Amiga de la Infancia.

En definitiva, hemos hecho principalmente hincapié en aspectos relacionados por un lado con la seguridad, un aspecto que entendemos primordial, y por otra parte con el necesario mantenimiento de las instalaciones que debe ser continuo.

- La reforma de las instalaciones y la incorporación de mejoras ha sido importante, pero ¿ha cambiado la parte educativa?

Sin duda alguna creo que el equipo educativo y el proyecto que desarrollan en el centro es el mayor activo de la Escuela. Las familias quieren seguridad y confianza en el equipo cuando matriculan ya desde bebés a sus hijos e hijas. El proyecto educativo está respaldado por un grupo de excelentes profesionales volcadas en su trabajo, que aportan garantías educativas y de calidad. Siempre es un momento delicado, tanto para las familias como para los peques y es importante hacer la elección correcta y el equipo humano con el que cuenta la escuela es su mejor bandera y su punto fuerte. Y creo que esto lo pueden atestiguar todas las familias que han confiado en este equipo educativo en el pasado.

Además en estos últimos años, se viene realizando un esfuerzo importante reforzado la plantilla con la incorporación de dos educadoras con formación acreditada que desarrollan su labor gracias a la subvención del Principado de Asturias para la contratación en prácticas de jóvenes inscritos en el Programa de Garantía Juvenil.

La propuesta educativa que lleva a cabo este equipo incluye el desarrollo de proyectos que trabajan diferentes habilidades de socialización, experimentación, identidad, destreza,… También es importante destacar que la amplia zona verde que rodea al centro, facilita la realización de nuevas actividades al aire libre. Es también un factor a tener en cuenta.

- Otro aspecto importante que han sacado adelante ha sido la modificación de la ordenanza que regulaba los precios de la Escuela.

Hay que recordar que las tarifas que rigen la Escuela vienen recogidas, entre otros aspectos de organización del centro, en el Convenio que suele firmarse anualmente con el Principado. El pasado julio de 2018, el Consejo de Gobierno del Principado, modificó el sistema de bonificaciones y precios públicos que deben abonar las familias usuarias, lo que les permitió beneficiarse de una rebaja del 50% durante este curso 2018/2019 con respecto a los importes que se pagaban hasta ahora.

Esta disminución se traspasó de inmediato a la ordenanza municipal reguladora del precio público que se aplica a los usuarios de la escuela, lo que ha supuesto que para una jornada completa con comedor incluido el importe mensual a abonar sea de 161,76 euros y el de la media jornada de 80,88 euros. Además, a estos importes se les aplica un sistema de bonificaciones en función de la renta familiar que puede llegar hasta el 100%. Además, en la modificación de la ordenanza municipal también se han incluido bonificaciones en el precio del comedor para las familias que utilicen el servicio de media jornada, lo que supone una importante ayuda para los usuarios con menos recursos. 

Para nosotros la Escuela presta un servicio de calidad, muy valorado en el concejo y que contribuye a la conciliación familiar, por eso, como administración más cercana al ciudadano, tenemos la obligación de apostar por ella y de facilitar su acceso a las familias que más lo necesitan.

- ¿Ya está abierto el período de nuevas matrículas y renovación?

Sí, hasta el 3 de mayo, permanecerá abierto el plazo de solicitudes de admisión y renovación.  Desde aquí invito a las familias que estén buscando ese primer centro escolar y que no conozcan la escuela a pedir cita, pasar a visitarla, conocer sus instalaciones y sobre todo tener un primer contacto con el quipo educativo y conocer el proyecto que allí se desarrolla. Estoy convencida de que no les quedará ninguna duda a la hora de elegir ese primer centro educativo en esta etapa en la que a las familias nos cuesta separarnos de nuestros hijos e hijas, para muchos de nosotros es la primera vez que los tenemos que “dejar” y lo tenemos que hacer con garantías, sin duda esta tranquilidad nos la da la escuela municipal de Educación Infantil Bernardo Sopeña de Llanera y su gran equipo docente.