[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


El UD Llanera será regido por una gestora que solicitará un informe o auditoria para saber el estado financiero del club y después convocará elecciones a la presidencia

Publicado el 29/04/2019
El tapin El UD Llanera será regido por una gestora que solicitará un informe o auditoria para saber el estado financiero del club y después convocará elecciones a la presidencia

Silverio Argüelles, Marcelino González, Rubén González, Azucena Novoa y Samuel Menéndez son las personas que han formado la Junta Gestora que regirá desde ahora al UD Llanera tras conseguir 101 votos a favor y tres en contra, en la asamblea extraordinaria celebrada el pasado lunes 29 de abril, en la Casa de Cultura de Posada de Llanera.

Según los miembros de la Gestora lo primero que harán será solicitar un informe o auditoría para saber el estado financiero y patrimonial en el que se encuentra el club, para saber de primera mano cual es la deuda y después se convocarán elecciones a la presidencia a las que puede presentar cualquier socio.

La asamblea fue convocada por el expresidente, Serafín Villanueva, a petición de un documento firmado por 148 socios, que consideraban que su gestión no era transparente en cuenta a las cuentas, al no presentarlas de 2015 a 2018, por ello se pedía en el orden del día realizar una crítica a la Junta Directiva y el nombramiento de una Junta Gestora.

El expresidente quiso recordar los antecedentes este hecho, que fueron que él decidió comunicarle en el mes de agosto de 2018 al Director Deportivo, Miguel López Cedrón, su intención de no volver a presentarse a las elecciones cuando finalizará la presente legislatura en el mes de septiembre de 2019. Villanueva explicó que una vez que esto sucedió se enteró de que Miguel se presentaría a la presidencia, y afirmó que fue a partir de aquel momento cuando comenzó a tomar decisiones que le competían únicamente a Serafín como presidente y aportó varios ejemplos. Además, considera que la Academia DV7 no ha cumplido con el reglamento interno del club cuando se firmó el convenio de colaboración en el que así se plasmó, por lo que consideraba que esa era razón suficiente por la que se debería de rescindir el contrato entre las dos entidades.

Los miembros de la Gestora e incluso Miguel López Cedrón defendieron su postura de que el club tenía que presentar sus cuentas a todos los socios, que además debían de ser aprobadas en una asamblea, donde estuvieran representados todos los socios, algo que consideran que no se ha hecho desde el año 2015, Serafín se defendió asegurando que desconoce las cuentas del DV7, ya que las cuotas a los equipos base que dirige la Academia DV7 son gestionados por ellos directamente lo mismo que los torneos y que por eso no se han presentado las cuentas, de los 20 equipos que forman el club UD Llanera.

Serafín también explicó que el mismo puso unos 15.000 euros para poder pagar a los jugadores y los entrenadores, además sacó una línea de crédito en Caja Rural como presidente del club que asciende a 19.000 euros para lo mismo, los miembros de la Junta explicaron que esas medidas deberían de haberse aprobado en la asamblea por todos los socios y no haberse tomado esa decisión de manera unilateral por el expresidente.