[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Paloma Gázquez: “Los socialistas están poniendo dinamita en el corazón industrial de Asturias”

Publicado el 26/04/2019
El tapin Paloma Gázquez: “Los socialistas están poniendo dinamita en el corazón industrial de Asturias”

Paloma Gázquez Collado es la candidata número uno al Congreso de los Diputados por Asturias de la coalición PP-Foro. Tiene una amplia experiencia política y profesional. Afiliada al PP desde 1985, fue concejala en el Ayuntamiento de Oviedo entre los años 2007 y 2011, y la responsable en Asturias de la campaña del presidente nacional del PP, Pablo Casado, en las primarias del partido celebradas en julio de 2018. En la actualidad, forma parte del Comité Ejecutivo Regional del Partido Popular de Asturias. Funcionaria de carrera, tiene tres titulaciones universitarias en Ingeniería: de Obras Públicas por la Universidad Politécnica de Madrid (1995); Ingeniero Geólogo por la Universidad de Oviedo (2012), e Ingeniero Civil por la Universidad Católica de Murcia (2013). Entre los años 2012 y 2016 fue la presidenta del Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas e Ingenieros Civiles de España, además de decana del Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas de Asturias de 2011 a 2012.

- ¿Cómo afronta su candidatura al Congreso?

-Con mucha ilusión y mucha responsabilidad. Ilusión por colaborar y ayudar a que Pablo Casado gobierne España, lo que es imprescindible para nuestra nación y para Asturias. Y responsabilidad porque el 28 de abril nos jugamos el futuro como sociedad.

- ¿Por qué lo dice?

-Los ciudadanos tienen que tener claro que sólo hay dos opciones en estas elecciones: o un Gobierno presidido por Pablo Casado que defienda sin complejos la unidad de España, que aplique las políticas económicas que permiten crear empleo, como ya ha demostrado el PP, y se puedan garantizar las pensiones y una sanidad y educación de calidad. O la pesadilla de un Gobierno de Pedro Sánchez con el apoyo de independentistas, comunistas de Podemos y amigos de los etarras, que pondría en cuestión hasta el ser de España.

- ¿Qué propone la coalición PP-Foro para Asturias?

-Lo primero acabar con el ataque constante y el desastre que Pedro Sánchez ha supuesto para nuestra tierra en solo ocho meses. No me quiero ni imaginar las consecuencias dramáticas de cuatro años. Los socialistas están poniendo dinamita en el corazón industrial de Asturias. Con una descarbonización salvaje y acelerada que está cerrando las

centrales térmicas, afecta a los tráficos del Musel y pone en peligro el suministro seguro y a precio competitivo de la gran industria electrointensiva de la región. No solo ya Alcoa, sino Arcelor o AZSA. Y las declaraciones irresponsables de los socialistas contra los automóviles diesel ya están tenido consecuencias para Asturias, con expedientes de regulación de empleo en las empresas asturianas de componentes para el sector. Hablamos de que miles de puestos de trabajo corren serio peligro en Asturias.

-Vaya panorama que pinta

-Pero es la realidad, y por ello es una urgencia que Pedro Sánchez no siga en La Moncloa. No podemos dejar que siga dañando nuestro futuro y el de nuestros hijos. Sánchez es un peligro para España, y un doble peligro para Asturias

-¿Qué necesita Asturias?

-El paro es la gran preocupación de las familias, de los jóvenes que no encuentran oportunidades en Asturias y tienen que salir por obligación. Por eso hay que poner todo el esfuerzo en crear empleos, que son la mejor política social. Así se puede garantizar el futuro y la subida de las pensiones, como ha hecho siempre el PP. Hay que recordar que la catástrofe económica de Zapatero provocó que el PSOE congelase las pensiones en 2010, lo que nunca había sucedido, con el voto de Pedro Sánchez. Y solo con empleo podemos articular medidas eficaces para luchar contra el drama de la despoblación y el envejecimiento de Asturias.

- ¿Y cómo se crea empleo?

-El PP ya lo ha demostrado, creando cinco millones de puestos de trabajo con Aznar y tres con Mariano Rajoy. Con políticas económicas sensatas, poniendo alfombra roja a los emprendedores, no gastando lo que no se tiene, como cualquier familia, y con la revolución fiscal que propone Pablo Casado.

-¿En qué consiste esa revolución fiscal?

-En que el dinero esté más en los bolsillos de la gente, para generar actividad e incrementar así los ingresos. Nos comprometemos a suprimir los impuestos de Sucesiones, Donaciones, Patrimonio y Actos Jurídicos Documentados. Bajar del 40 por ciento el tope máximo del IRPF, y del 20 por ciento el de Sociedades.

-Asturias sigue pendiente de mejorar sus infraestructuras.

-Siempre que gobiernan los socialistas, Asturias y sus infraestructuras se paran. Ha sucedido con la Variante de Pajares, con la autovía de La Espina, con el plan de vías de Gijón, con la Ronda Norte de Oviedo, los accesos a los puertos de El Musel y Avilés. Por ello, la coalición PP-Foro lleva un programa específico para Asturias para acabar con urgencia todas estas obras, para que Asturias tenga un AVE de primera, como el del resto de las regiones, y no un falso AVE de segunda como pretenden el resto de los partidos. Y muchas más medidas para mejorar la financiación autonómica de Asturias, apoyar a nuestros ganaderos y pescadores, a los autónomos, al turismo, a tantos sectores que necesitan apoyo de verdad y no meras palabras.

-¿Qué opina de la cooficialidad del asturiano?

-El PP fue el que impulsó la ley de uso y protección del asturiano, para que quien quiera, libremente, lo pueda conocer y utilizar porque forma parte de nuestro acervo cultural. Pero nos oponemos a la cooficialidad porque sería una imposición para la que no hay demanda en la sociedad asturiana. No es una urgencia para los asturianos, y provocaría consecuencias en la vida cotidiana de las personas. Porque la cooficialidad impondría que el bable fuese un requisito para la Administración, para un profesor o para un médico, y sería un obstáculo para muchas personas, como ya se ve en otras comunidades. No es bueno utilizar las lenguas para enfrentar a las personas. Y quitaría recursos para otros asuntos más prioritarios. Hay que poner el énfasis en la educación bilingüe español-inglés.