[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Llanera acometerá el ensanche de la avenida Prudencio González para mejorar la seguridad vial de la zona

La avenida soporta una media diaria de 4.200 vehículos, lo que hace necesaria una intervención que mejore la seguridad vial

Publicado el 27/03/2019
El tapin Llanera acometerá el ensanche de la avenida Prudencio González para mejorar la seguridad vial de la zona

El proyecto, en fase de licitación, tiene un presupuesto aproximado de 104.000 euros

 Más seguridad y amplitud en la arteria principal de Posada. Estos son los dos principales objetivos que persigue el Ayuntamiento de Llanera con la ejecución del “Proyecto de ensanche de acera y mejora de la seguridad vial en la avenida Prudencio González de Posada de Llanera”. 

Prudencio González es la avenida principal del núcleo urbano de Posada, teniendo que soportar una media diaria aproximada de 4.201 vehículos. Esta circunstancia hace necesaria una actuación que permita mejorar la seguridad vial de la zona y el tránsito de vehículos.

El vial tiene un ancho medio aproximado de 6,5 metros, con aparcamientos a ambos lados. En el caso de la margen objeto de las actuaciones previstas en el proyecto, el ancho medio de acera es de 2,80 metros, con aparcamientos en batería y distintos elementos de mobiliario urbano como terrazas, jardineras, cabinas, marquesina,..  La acera opuesta discurre junto al parque Cuno Corquera y el aparcamiento se efectúa en cordón.

Entre los citados aparcamientos en batería y la línea blanca que delimita el vial, existe una distancia variable de entre 2 y 3 metros, que en ocasiones es utilizada para el aparcamiento en doble fila. Con la ejecución de este proyecto se busca precisamente evitar esta circunstancia, ya que en ocasiones, se generaban importantes problemas de circulación y de seguridad vial.

Las obras incluidas en el proyecto consisten básicamente en la ampliación de la acera, que pasará a tener un ancho medio de 4,80 metros, trasladando el aparcamiento en batería existente en ese mismo ancho hacia la zona de calzada.

 Además se instalarán dos reductores de velocidad con mezcla bituminosa, uno frente a la zona de actuación y otro en la misma vía situado más al norte. El principal objetivo es mejorar la circulación peatonal en la zona, además del entorno,  adaptándolo a la normativa actual.

Es importante reseñar que ninguna de  las actuaciones previstas mermarán las condiciones de la vía para el tráfico de vehículos, y que la capacidad de aparcamiento será similar a la actual.  Los trabajos también incluyen la instalación de nuevos contenedores de reciclaje y materia orgánica.

El proyecto, que ya se encuentra en fase de licitación, tiene un presupuesto aproximado de 104.000 euros y un plazo de ejecución de seis semanas.

Con esta actuación, el equipo de gobierno municipal da un paso más en su compromiso de alcanzar un desarrollo urbano cada vez más sostenible para el municipio, con niveles adecuados de seguridad vial, accesibilidad, y por tanto una mayor calidad de vida para los ciudadanos.