[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Llanera consigue superávit y reducción de deuda a pesar de congelar impuestos como el IBI y rebajar otros como la viñeta

Gerardo Sanz: "Era importante acometer inversiones urgentes, pero reduciendo la deuda viva heredada que tenía un peso de casi el 40% en las cuentas municipales, peso rebajado hasta el 11%"

Publicado el 19/03/2019
El tapin Llanera consigue superávit y reducción de deuda a pesar de congelar impuestos como el IBI y rebajar otros como la viñeta

Mantener la inversión y gestionar el presupuesto para equilibrarlo y reducir la deuda heredada ha sido uno de los logros de esta legislatura en Llanera. Para su alcalde, Gerardo Sanz, “era importante acometer inversiones urgentes, como las realizadas en educación, saneamiento y caminos, pero reduciendo la deuda viva heredada que tenía un peso de casi el 40% en las cuentas municipales, peso rebajado hasta el 11%”.

La liquidación del presupuesto cumple el objetivo de estabilidad presupuestaria, razón por la que no se precisa adoptar las medidas previstas, en cuanto a la elaboración de un Plan Económico-Financiero, en los artículos 19 y siguientes del Real Decreto 1463/2007, de 2 de noviembre, y el artículo 21 de la ley Orgánica 2/2012, de 27 de abril, de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera.

Este buen estado de las cuentas municipales no ha supuesto, sin embargo, un incremento de presupuestos para la ciudadanía. Así, por ejemplo, el Impuesto de Bienes Inmuebles – IBI – se ha congelado en los últimos tres años, tras una bajada del 8,11% en 2015. Y el Impuesto de Tracción Mecánica – la Viñeta – se congeló en 2015, 2016 y 2018, reduciéndose en 2018 entre un 4,26% y un 1,60% para vehículos entre 8 y 19,99 CF.

También se cumple el objetivo de la regla de gasto, limitar el incremento de los gastos fijos no subvencionados, con el fin de reducir el endeudamiento y establecer un tope de aumento máximo en función del crecimiento de la economía española. En concreto, la variación del gasto computable consolidado de la liquidación del ejercicio 2018 es del 1,80%, sobre la del 2017, menor que la tasa de referencia de crecimiento del Producto Interior Bruto de medio plazo de la economía española, situada en el 2,4% para el año 2018. El Ayuntamiento ajustó al máximo la posibilidad de gasto quedándose a 63.876,28€ del gasto máximo permitido para cumplir la regla de gasto.

El alcalde de Llanera, Gerardo Sanz, destaca que “estos datos económicos generan confianza y nos permiten mirar al futuro con garantías suficientes como para poder llevar a cabo importantes proyectos para los vecinos”. “Para ello será importante que el Gobierno Central levante las restricciones que impone a los ayuntamientos en cuanto a cumplimiento de Techo de Gasto”.