[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Una veintena de amigos la mayoría de Villabona viajaron en tren tras 35 años sin hacerlo para ir a Segovia a comer el cochinillo

Publicado el 18/02/2019
El tapin Una veintena de amigos la mayoría de Villabona viajaron en tren tras 35 años sin hacerlo para ir a Segovia a comer el cochinillo

Una veintena de amigos la mayoría vecinos de Villabona viajaron en tren el pasado jueves día 10 de enero para comer en Segovia un cochinillo. “Muchos de ellos llevan más de 35 años sin montarse en el tres, desde que hicieron el servicio militar, no conocen los nuevos vagones y fue una experiencia  muy buena, donde surgieron muchos recuerdos  de los viajes del pasado”, destacó Carlos el organizador del evento, que además es maquinista de tren.

 Los amigos que acudieron al viaje fueron: José Feliz del de los caballos, Armando el Carpintero, José Aurelio del Bar La Vega, Armando el de Federico, Lolo Riesgo, José Antonio “Toto”, Ángel, Tino el del Campón, Ramón el del Gallinal, Paco el Maderista, Nardo Llana, Pepe Lorito, Secundino el de Estilo, Pedro de Pruvia, Joselin del Peña Mea, Ángel del Palper, Elías el Minero y Carlos el Maquinista.

El viaje comenzó a las 6.30 horas cuando los 18 participantes dejaron sus vehículos en la estación de tren de Lugo de Llanera, para coger el cercanías en dirección a Oviedo, donde tuvieron que esperar hasta las 7.30 horas para poner rumbo a Valladolid, tuvieron que hacer trasbordo y a las 12 horas estaban en la estación de Segovia, cogieron varios taxis para poner rumbo al centro de la ciudad.

Los participantes comieron en un afamado restaurante, donde su propietario, José María, fue el encargo de cortar el cochinillo con el tradicional plato. Este es el segundo viaje que realiza el grupo de amigos a Segovia, aunque este es el viaje más numeroso, también fueron a León a comer el cocido leones. Tras disfrutar de la comida y la ciudad, llegaron a Lugo de Llanera a las 23.30 horas.