[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Las termas de Lugo de Llanera estuvieron en uso al menos durante dos centurias

Publicado el 21/01/2019
El tapin Las termas de Lugo de Llanera estuvieron en uso al menos durante dos centurias

El avance en el estudio en curso de los materiales localizados durante las excavaciones arqueológicas llevadas a cabo el año pasado en el denominado Prao Lugo, con la intención de seguir profundizando en el conocimiento del Lucus Asturumromano, se localizó una estructura edilicia identificada con unas termas con una cronología de uso que abarca al menos el periodo comprendido entre los siglos II y IV de nuestra era.

Esa cronología se ha fijado gracias al estudio de algunos materiales, especialmente el numerario y la cerámica de importación, encontradas a lo largo de la excavación, además de otros elementos metálicos de bronce y hierro, referidos los primeros a elementos de adorno personal tales como pendientes o fíbulas, y los segundos a elementos de construcción tales como clavos utilizados para la sujeción del material latericio de construcción.

El área de excavación fue de unos 200 metros cuadrados, lo que supone apenas un tercio de la superficie total que ocuparía el edificio de las termas, de las cuales se han localizado varias estancias, una de ellas una sala calefactada con suelo hidráulico (caldarium), con las clásicas columnillas que servían de soporte al suelo y entre las cuales circulaba el aire caliente que servía para calefactar el espacio.

Asimismo, se localizó una sala de agua fría (frigidarium), junto con un conjunto muy abundante de material de construcción, especialmente latericio (ímbrices y tégulas) salidas del complejo de hornos de La Venta del Gallo, vidrio de ventanas y restos de pintura que apuntan hacia la hipótesis de unos frisos completamente blancos compartimentados en rectángulos de líneas rojas o naranja intenso, con algunos motivos decorativos florales.

Los trabajos contaron con una financiación de 15.000 € sufragados íntegramente por el Ayuntamiento de Llanera, y se desarrollaron a partir de unos trabajos previos de teledetección, a cargo de un equipo multidisciplinar impulsado por el propio ayuntamiento, y se siguen haciendo trabajos de conservación de los materiales recuperados, que superan ampliamente el millar.