[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Emotivo homenaje a Manolo El Barberu en sus casi 40 años de trayectoria en la tonada

Publicado el 27/10/2018
El tapin Emotivo homenaje a Manolo El Barberu en sus casi 40 años de trayectoria en la tonada

El cantante de tonada y vecino de Posada de Llanera, Manolo El Barberu, recibió un emotivo homenaje en el espacio escénico de La Habana el pasado viernes, 26 de octubre, el recinto se completó con amigos, compañeros y familiares del Barberu, que disfrutaron de un emotivo Festiva-homenaje. El evento lo organizó la Asociación “Música para todos”, en colaboración con el Ayuntamiento de Llanera, ya que estuvieron presentes el alcalde de Llanera, Gerardo Sanz, la concejala de Festejos, Juventud, Empleo y Transparencia, Pilar Fernández, y el concejal de Bienestar Social, Igualdad y Cooperación, Gonzalo Bengoa.

Este festival fue un reconocimiento público a la trayectoria de una persona que dedica una parte importante de su vida a promocionar y hacer visible la música tradicional asturiana y en concreto la tonada, y es, además un hombre muy generoso y participativo en todos los eventos para los que se le llame desde las Asociaciones y otros colectivos, acudiendo siempre de forma desinteresada.

El Festival dio comienzo con la proyección de un emotivo video y un baile realizado por las bailarinas de la escuela de Circo de La Caracola Iniciativas Sociales, donde se homenajeó a Marcela, madre del Barberu, que tuvo que criar sola al homenajeado tras fallecer su padre en la Guerra Civil. “Este homenaje sorpresa para la familia y Manolo sabemos que era algo que quería que se reconociera la labor de su madre y queríamos reconstituir su dignidad pública, y darle las gracias por aportar tanto en su vida a las mujeres que vinieron y vendrán, pero sabemos que llega 82 años tarde”, explicó Azucena Pérez, presentadora del evento y miembro del comité organizador.

El encargado de realizar la semblanza del Barberu fue el escritor y pregonero de los Exconxuraos, Abel González, que recordó que su primera actuación la realizó en 1980 en el Restaurante el Cañal en San Cucao y lo que le unió a él fueron los años que pasaron junto en la Coral Polifónica de Llanera, Abel como presidente y Manolo como coralista, “aunque trabajó como Barberu y en las canteras de Ensidesa, su gran vocación y pasión fue siempre la música y  por eso nunca ha dejado de cantar, y en este momento forma parte del Ochote del Fontán”, apuntó. Abel también recordó que El Barberu formó parte de la directiva del equipo de fútbol El Racing de Cayés.

También quisieron formar parte del reconocimiento la Asociación Cultural La Piedriquina de Las Regueras, cuya responsable y cronista oficial, Rosa Rodríguez, envió una carta muy emotiva dedicada a Manolo, ya que no pudo asistir. El grupo Desakato y el Ochote del Fontán también le dedicaron unas emotivas palabras. La presidenta de la Asociación Música para Todos, Mari Celi Fernández, quiso recordar los grandes valores del Barberu y su pasión por la tonada.

El siguiente en intervenir fue el alcalde de Llanera, Gerardo Sanz, que quiso dar las gracias a la comisión organizadora por todo el trabajo realizado para que el festival saliera adelante. “Es un orgullo para el concejo contar con personas como Manolo que a través de la tonada ha llevado a Llanera por todos lados y gracias al cual contamos con valores importantes como Álvaro y nuevas promesas como Lucía Rojo”, destacó.

El último en intervenir fue el nieto de Manolo, Adrián, que habló en nombre de su abuelo y recordó su trayectoria que es la siguiente. Manolo nació el 20 de febrero de 1937 en Posada de Llanera, porque allí estaba refugiada su familia a causa de la Guerra Civil, pero pronto la familia volvió a su casa de Mariñes en Las Regueras, conocida como Casa Severo, donde pasó su infancia.

 En 1964 empezó a trabajar en las canteras que Ensidesa en el Naranco y allí permaneció durante 30 años hasta que fue prejubilado, alternando con el oficio de barbero que desarrolló en las peluquerías de Villapérez y Posada. A los 26 años conoció a Julia Rodríguez, una joven de 18 años, del Escamplero. A los 20 años ya comenzó a presentarse a concursos de tonada. Acudió en seis ocasiones al Campoamor, y quedó finalista obteniendo buenos puestos. Fue invitado a cantar en el Centro Asturiano de Madrid, en Benidorm, Santander, Barcelona y Torrevieja. Su primer concurso fue el organizado en la Parrilla El Cañal, en San Cucao de Llanera, al tiempo que se integró en la Coral Polifónica del concejo, donde estuvo 21 años, siendo uno de sus fundadores. Es colaborador habitual de la revista La Piedriquina. Fue jurado en los certámenes más importantes de canción asturiana como el de La Nueva o Gijón, entre otros.

También tiene dos discos, además de colaboraciones con la banda de gaitas Fonte Fuécara y el grupo de rock Desakato y la Agrupación Folclórica La Madreña. En 1999 grabó en la Escuela de Música de Llanera "Desde el altu La Cogolla" y en enero de 2008 presentó su segundo disco "En el roncón traigo Asturias", grabado en la iglesia de Arlós. En el espacio escénico de La Habana Manolo y ju mujer Julia recibieron varios regalos, como fue una foto de su luna de miel, una placa y una orquídea.

Después del festival, donde participaron cantantes de tonada y de otras disciplinas, la celebración se trasladó al Restaurante El Cañal, donde se realizó una espicha en la que participaron más de 100 personas y se le entregaron varios regalos, uno por parte de los amigos y vecinos y otro por parte del propio restaurante.