[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Una persona ha resultado herida muy grave en un accidente de tráfico en Llanera

Publicado el 25/10/2018
Una persona ha resultado herida muy grave en un accidente de tráfico en el que se han visto implicados dos vehículos en la A-66, a la altura del punto kilométrico 15,900, sentido Oviedo, en Llanera.   Según los datos facilitados por el Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU) el herido, un varón de 51 años de edad fue evacuado por el equipo médico de la UVI-móvil de Gijón al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), en Oviedo. A expensas de más pruebas y hasta nueva valoración médica su pronóstico es muy grave.   El afectado tuvo que ser excarcelado del interior del vehículo por efectivos de Bomberos del Servicio de Emergencias el Principado de Asturias (SEPA) con base en el parque de Avilés. Los bomberos tuvieron que cortar la puerta del acompañante para poder evacuar al herido con la tabla de rescate. El coche había quedado apoyado en el quitamiedos por el lado del conductor. Cuando los efectivos llegaron al incidente el herido ya estaba siendo atendido por el equipo sanitario.   El Centro de Coordinación de Emergencias del 112 Asturias recibió el aviso a las 15.05 horas. En la llamada señalaban que dos vehículos, un camión de tres ejes y una furgoneta, habían comisionado y en su interior había una persona atrapada.   De inmediato se movilizó una dotación, con seis efectivos, de bomberos con base en el parque avilesino que se trasladó al lugar con un furgón multisocorro y una autobomba urbana.   A las 15.50 horas informan que han excarcelado a un persona que está siendo atendida por los servicios sanitarios. Tras realizar tareas de seguridad y normalización de la vía retirarán para regresar a su base donde llegaron a las 16.39 horas.   El incidente, como marca el protocolo, se puso en conocimiento de la Guardia Civil de Tráfico, del servicio de mantenimiento de la vía de comunicación e inicialmente de Bomberos del Ayuntamiento de Gijón.