[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Familia, amigos y artistas de la tonada se reunieron para homenajear a Campín

Publicado el 07/10/2018
El tapin Familia, amigos y artistas de la tonada se reunieron para homenajear a Campín

Ha pasado más de un año desde que el vecino de Arlós y cantante de tonada, José María Adolfo Menéndez Pérez “Campín”, falleció y la Escuela de Tonada de Candás en colaboración con el Ayuntamiento de Llanera, organizó un concierto en su recuerdo.

El concierto comenzó con la proyección de un video con una actuación suya, después la familia: su mujer Nieves Suárez, sus tres hijos Héctor, Mario y Abel y sus hermanos Lidia y Omar se subieron al escenario para recibir una placa conmemorativa con una imagen de Campín en Arlós, varios regalos y ramos de flores. Por parte del Ayuntamiento estuvo presente el concejal de Bienestar Social, Igualdad y Cooperación, Gonzalo Bengoa, que dedicó unas palabras de recuerdo al homenajeado.

Después se subieron a las tablas los 22 cantantes de tonada y los gaiteros que los acompañaron, cada uno cantó una canción y cerró el concierto su hijo Héctor Menéndez, que fue el único que interpretó dos temas, era la primera vez que se subía al escenario y decidió hacerlo en este emotivo acto. Todos los artistas que participaron lo hicieron de manera desinteresada.

Adolfo Menéndez “Campín” natural de Arlós ganó el Primer Premio de Voces Nuevas del Concurso de Tonada del Diario El Comercio, que le supuso pasar a la categoría absoluta, después de tres años de comenzar a cantar. A Campín desde siempre le gustó cantar, las canciones que más le gustaban eran las que iban acompañadas de la gaita, para poder tirar más arriba.

Las canciones que más le gustaban era: “Toca la gaita gaitero a la cima del Angliru” y “Tienes casa tienes hórreo”. Campín fue cuarto en el concurso del Entrego, tercero en La Nueva, tercero en Lada. La afición por la tonada le vino de manos de su abuelo materno y su tío. Fue en 2011 cuando por hobbie decidió comenzar a perfeccionar la voz.