[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Arrancan las excavaciones arqueológicas en la finca de la Castañera en Lugo de Llanera

Alfredo Rodríguez: Estamos intentando contribuir y ampliar el conocimiento de la presencia romana en el centro de Asturias.

Publicado el 18/09/2018
El tapin Arrancan las excavaciones arqueológicas en la finca de la Castañera en Lugo de Llanera

El martes 18 de septiembre empezaron las excavaciones arqueológicas en la fina de la Castañera en Lugo de Llanera. Son íntegramente financiadas por el Ayuntamiento de Llanera, a través de la concejalía de Cultura, dirigida por Alfredo Rodríguez, y la cantidad asciende a 15.000 euros, la directora de las excavaciones es la arqueóloga especialista en época romana, Esperanza Martín, que se encargará de un grupo de 10 personas. Se trabajará durante un mes.

 Rodríguez explicó que los trabajos se realizarán en unos 100 metros cuadrados de excavación, “estamos intentando contribuir y ampliar el conocimiento de la presencia romana en el centro de Asturias. También queremos conocer la importancia real que tenía lucus asturum en el sistema de poblamiento romano, en todo caso, alejados de planteamientos míticos y legendarios como estamos viendo en los últimos tiempos. Pretendemos contribuir con un conocimiento serio marcado por la arqueología”, afirmó. El edil explicó que los estudios realizados con georradar y fotografía aérea, gracias a los técnicos de la empresa Fotoasturias y la Universidad de Oviedo, muestras que en esa zona se encontraba una edificación, pero se desconocen las dimensiones, la categoría y la época.

Martín comentó que los trabajos se realizan en turnos de mañana y tarde a lo largo de un mes, “el sitio escogido es el mismo lugar sobre el que actúo el georradar y en el que se realizaron las pruebas de arqueometría, además de los vuelos del dron. La interpretación de los resultados del radar hace evidente la existencia de una estructura, que ahora tenemos que determinar que naturaleza tiene, la cronología, el modelo constructivo y la tipología”, apuntó. El sondeo son 15 metros, se tocará la parte sur del edificio y se tratará de descargar todo lo que encuentren.