[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Carta al director. Retirada apresurada de un árbol en la calle Alejandro Món

Publicado el 18/09/2018
El tapin Carta al director. Retirada apresurada de un árbol en la calle Alejandro MónPinche en la imagen para ver galería de fotos

El pasado miércoles 13/09/18 sobre las 10 de la mañana un tremendo estruendo me desconcertó; rápidamente me asomé a la ventana para comprobar que una pala excavadora y un camión escombrera se habían instalado rápidamente en la C/Alejandro Món. En cuestión de pocos minutos arrasaron con un pequeño boje que se encontraba en la entrada de una casa medio en ruinas que se encuentra aledaña a la Escuela Municipal de Música. Este arbolito que el ayuntamiento tenía un poco en el olvido, alguien ajeno a la casa lo adoptó, sulfataba (ya que desde el año pasado existe una pequeña plaga de gusanos verdes que comen y secan el boje) y recientemente podado y dado forma ese boje no me parece que molestara a nadie. Desconozco las causas por las que se retiró de forma tan apresurada que apenas tuve tiempo a reaccionar, quizá tachada de loca pero ese arbolito que hasta ayer lucia verde le daba cierto glamour a una casa prácticamente en ruinas.

Me siento como la protagonista de la película: El Olivo 2016.

Los vecinos de Llanera que te conocíamos e incluso perros que inocentemente levantaban la patita a tu paso, te echan en faltan desde ayer. Preguntas como el porqué de tu partida tan repentina, se quiere ampliar esa especie de parking, se va tirar la casa… merodean la cabeza de los que te conocimos. Adjunto fotos del estado en la actualidad. Recordemos que si se hacen las cosas se hacen bien, las prisas no son buenas. El inicio escolar y vuelta de los niños a la escuela no son buenas, el estado actual en el que se situaba el “arbolito” es lamentable, deja tras de sí un pequeño vertedero improvisado y la dejadez de unas ruinas. Ese verde daba vida a los que de algún modo sin darnos cuenta pasábamos a tu lado. Pero queda claro que alguien decidió apagarla con sus actos.